Más

Suscribirse

Redes Sociales

El norte de China y la capital se preparan para una ola de frío con nevadas intensas

Unsplash
Unsplash

Las regiones del norte de China incluida, su capital, Pekín, se preparan para una ola de frío que irá acompañada de nuevas nevadas intensas y extremas temperaturas bajo cero, según el pronóstico meteorológico.

Las autoridades capitalinas han emitido una alerta naranja por nevadas intensas, la segunda en importancia dentro del sistema de advertencia de cuatro niveles para condiciones climáticas severas del país asiático, en el que el rojo es el más grave, seguido por el naranja, amarillo y azul.

Para estas nevadas, que comenzaron este miércoles y se pronostica que continúen hasta el viernes, se esperan acumulaciones de nieve de hasta 20 centímetros, informó hoy la agencia estatal de noticias Xinhua.

La caída y acumulación de nieve han comenzado a causar trastornos en la ciudad, donde las escuelas y los jardines de infancia han sido cerrados, y el transporte público se ha visto afectado.

Las nevadas también podrían causar problemas en los servicios de energía, por lo que los expertos avisaron a las empresas energéticas de que deberán tomar medidas para evitar cortes del suministro.

Junto a la capital, la ola de frío también afectará a otras zonas del gigante asiático.

El Gobierno central emitió una alerta naranja para la mayoría de las regiones del país por bajas temperaturas, lo que significa que se esperan descensos de entre 8 y 12 grados centígrados de media.

En algunas provincias como Mongolia Interior, Shaanxi, Jilin y Liaoning, los descensos podrían ser superiores a los 20 grados centígrados.

Las autoridades han pedido a los gobiernos locales que tomen medidas para proteger a la población, como proporcionar ropa de abrigo y alimentos a las personas vulnerables.

También han instado a la ciudadanía a que se abrigue de forma adecuada, evite viajar innecesariamente y se mantenga alejada de las carreteras y las aceras heladas.

El impacto de la ola de frío en China aún no ha sido evaluado, pero los expertos esperan que el clima cause trastornos en los viajes y la energía, así como daños en el sector agrícola.

Las autoridades están monitoreando de cerca la situación y también han reforzado los servicios de limpieza de carreteras y aceras para facilitar la circulación. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *