Más

Suscribirse

Redes Sociales

El mundo visto a través de David Hume

Hoy nos toca platicar de David Hume, filósofo escocés del siglo XVIII, quien tuvo gran influencia en personajes históricos como: Adam Smith, el padre de la economía moderna, Kant, y en varios autores posteriores, como los filósofos del círculo de Viena del siglo XX.

Hume pensaba que todo conocimiento proviene de las percepciones sensibles y éstas se dividen en dos, según su grado de vivacidad. Cuando una percepción es fuerte y clara se llama impresión mientras que las percepciones débiles reciben el nombre de ideas.

Daré un ejemplo, si tú ves el color verde de manera directa, recibes una impresión de ese color; sin embargo, cuando piensas en el color verde, es solamente una idea; es decir, se ha debilitado la impresión original. En una frase describe esto “más vale la peor de las impresiones que la mejor de las ideas”. Con esto Hume nos lleva a dudar de la razón, ya que lo que produce siempre será más débil y oscuro que nuestras percepciones originales. A esto se le conoce como empirismo exagerado y Hume se hizo famoso, entre otros temas, por estas explicaciones acerca del conocimiento.

En otros temas, David Hume describe a la naturaleza humana así: el hombre es egoísta por naturaleza, guiado por el apetito sexual y un poco generoso con las personas más allegadas. Esta idea da mucho para reflexionar, pensemos: naturalmente buscamos todo para nosotros, nuestro beneficio; pero también somos capaces de un poco de generosidad. De esta generosidad, que para Hume es un sentimiento, de ahí justamente se obtiene la moral y la idea de justicia.

Emanuel Kant, filósofo también del siglo XVIII, leyó a Hume en 1770 y quedó tan impresionado de sus ideas que dijo “Hume me despertó del sueño dogmático en el que yo vivía”. ¿A qué se refería Kant? Había sido racionalista durante 20 años de su vida, esta postura filosófica racionalista es contraria al empirismo en sus ideas; pues bien, Kant decidió no ser más racionalista y escribir sus propias ideas acerca del conocimiento humano, y así formó una de las más grandes obras para la filosofía:  Crítica de la razón pura.

Aparte de ser filósofo, Hume se dedicó a escribir historia y cuentan que su obra sobre la historia de Inglaterra se vendió tanto, que pudo vivir con comodidad los siguientes años de su vida.

También, cuando viajó a Francia conoció a Rousseau y viendo que éste vivía en la pobreza, lo invitó a pasar un tiempo con él, en la ciudad de Edimburgo. Célebre fue lo que ahí pasó, Hume y Rousseau se pelearon a muerte y deshicieron su amistad, mucho debido al mal carácter que se dice tenía Rousseau, existen cartas de Hume narrando esta historia.

También te puede interesar:https://angelmetropolitano.com.mx/75921-2/

Espero que esta breve exposición te lleve, estimado lector, a querer saber más, tanto del empirismo en general, como de Hume.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *