Más

Suscribirse

Redes Sociales

El líder de la oposición tunecina Gannouchi, condenado “in absentia” a un año de cárcel

Rached Gannouchi, líder islamista del principal partido opositor Ennahda y en prisión preventiva desde el pasado mes de abril por conspiración contra la seguridad del Estado, fue condenado hoy a un año de cárcel en un caso de incitación.

Gannouchi, expresidente del Parlamento y el más destacado de la treintena de críticos detenidos desde febrero, había rechazado comparecer ante el tribunal al considerarlo un caso “fabricado”, como las al menos nueve investigaciones judiciales que están abiertas contra él.

El conocido opositor fue detenido el 20 abril en su domicilio por otro nuevo caso y, al día siguiente, las autoridades clausuraron las sedes y prohibieron la actividad de Ennahda, principal partido de la oposición en el Parlamento que fue disuelto por el presidente del país, Kais Said, en julio de 2021.

La sentencia de hoy, dictada por la sala antiterrorista del Tribunal de Primera estancia de Túnez, corresponde al llamado caso “Taghut” (tirano, de connotación islámica), que parte de la demanda presentada por un sindicalista de seguridad contra esta expresión que Gannouchi utilizó durante un funeral al considerar que estaba dirigida a la policía y personal de seguridad.

El pasado 9 de mayo, un juez de instrucción del tribunal de primera instancia de la ciudad tunecina de Sousse (noreste) emitió otra orden de arresto contra Gannouchi, de 81 años, por el caso de la empresa “Instalingo” en el que se investiga un presunto delito de blanqueo de dinero y atentado contra la seguridad del Estado.

Para Ennahda, se trata de procesos “fabricados” que reflejan la instrumentalización política del poder judicial.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han expresado “preocupación” por la consecución de detenciones de opositores en Túnez, y han pedido respetar el pluralismo político.

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) condenó en abril la campaña de arrestos y pidió a las autoridades poner fin a la “desenfrenada represión” contra los críticos del presidente Said, que se arrogó plenos poderes en julio de 2021 y llevó a referéndum el año pasado una nueva Constitución que instaura un sistema ultrapresidencialista. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *