Más

Suscribirse

Redes Sociales

El inmortal “Pedro Navaja”, de Rubén Blades, pone a bailar a Cartagena cinco años después

El tema “Pedro Navaja”, que el cantante y compositor Rubén Blades (Ciudad de Panamá, 1948) que escribió junto con el estadounidense Willie Colón en 1978, ha puesto ha bailar a las 1.700 personas que han llenado el parque Torres, en Cartagena, en la vuelta del músico panameño al festival “La Mar de Músicas”, donde actuó en 2018.

Así, la canción ambientada en Nueva York e inspirada en un criminal inglés del siglo XVIII que fue llevada al cine en 1985, con un papel estelar del actor mexicano Andrés García, forma parte del disco “Siembra”, que también incluye el sencillo “Ojos”, cuyo cierre reivindicativo ha hecho vibrar al foro cartagenero: “Son los ojos de mis pueblos. Viendo cómo echar para adelante. Esos ojos de estudiantes, que el cielo los bendiga. Y el futuro de nuestra raza y de América Latina”.

Antes del concierto, la periodista y escritora gaditana Lara López le ha entregado el premio de la 28 edición “La Mar de Músicas” por “haber afirmado el sentido social de la música popular bailable que llevó de lo marginal a lo político, convirtiéndose en el gran cronista de la realidad social de una Latinoamérica que se vio reflejada en una obra redonda y consecuente, con álbumes como ‘Siembra’ o ‘Buscando América'”, ha subrayado en su discurso.

Blades, vestido con sombrero negro acompañado de traje y corbata azul marino, ha respondido que cualquier reconocimiento que se le haga a él, se le hace a la orquesta, compuesta esta noche calurosa de verano por 20 músicos de la Roberto Delgado Salsa Big Band, “y a Panamá”, ha aseverado el que también fuera ministro de Turismo de este país durante el mandato (2004-2009) del presidente Martín Torrijos.

Asimismo, Blades ha deleitado al foro cartagenero con otros temas emblemáticos de su extensa carrera profesional como “Todos vuelven”, “Amor y control” o “Las calles”, que lo auparon hace 40 años a los más alto del olimpo musical latinoamericano junto con el sencillo “El cazanguero” (1975), que no ha cantado en esta ocasión.

El que sí ha tenido oportunidad de bailar y recitar el público de Cartagena ha sido el tema “Pablo Puebla”, que Blades compuso a los 17 años cuando se encontraba en el instituto, y que publicó 12 años después, en 1977, conservado el espíritu joven y transgresor de aquella primera salsa: “Lo espera el barrio de siempre. Con el farol en la esquina. Con la basura allá en frente. Y el ruido de la cantina”.

Durante su actuación, ha tenido palabras de cariño para diversos referentes de la música hispanolatina como el puertoriqueño Hector Lavoe, Rocío Jurado o el directo de la Mar de Músicas fallecido en 2018, Paco Martín, que da nombre al escenario que le ha dado cobijo, donde también ha enarbolado una bandera en la que se podía leer “SOS Mar Menor”.

El poeta de la salsa, ganador de más de 15 premios Grammy y primer latino en recibir la medalla de Arte de la Universidad de Harvard (2020), ha cerrado su concierto con “Maestra vida”, una obra idónea para argumentar su premiado paso por la ciudad portuaria, puesto que refleja su capacidad para describir la realidad latinoamericana, desde la experiencia y la mirada critica: “Vi espinas y rosas. Vi morir seres queridos. Vi bellezas y fui testigo, de maldades y guerras.”

Igualmente, Canadá ha vuelto a protagonizar el turno de las 21.30 horas, en el Cuartel de Instrucción de Marinería (CIM), en el casco histórico de la ciudad portuaria, donde la cantante y guitarrista de folk rock Martha Wainwright ha engatusado con sus copases armónicos cargados de sensibilidad a las 300 personas que han acudido a verla.

Canciones como “Far away”, “Tower of song” o “Can you believe it” han hipnotizado al personal, que se movía de forma suave al compás del ritmo marcado por la canadiense sobre sus asientos, y despertaba de su letargo cada vez que finalizaba una canción con un sonoro aplauso. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *