Más

Suscribirse

Redes Sociales

El inicio del mercado de fichajes de la Superliga china se pospone

La ventana de transferencias internacionales del fútbol chino, cuyo comienzo estaba previsto para el 16 de enero, fue pospuesta indefinidamente sin que hayan sido revelados los motivos, según el portal del Sistema de Correlación de Transferencias (TMS) de la FIFA.

La Asociación China de Fútbol (CFA), con la Superliga como máximo exponente, aún no ha anunciado el nuevo periodo de tiempo específico en el que transcurrirá el mercado de fichajes internacional, lo que por ahora ha paralizado los anuncios de nuevas contrataciones.

Sin embargo, el administrador en el gigante asiático del sitio web Transfermarkt, Zhu Yi, afirmó hoy a través de su cuenta en la plataforma de Weibo -semejante a Twitter, censurada en China- que la nueva fecha de inicio será el 1 de febrero.

“La mayoría de los clubes realizarán los trámites de las transferencias después de febrero, por lo que no es de extrañar que la ventana de fichajes se retrase hasta ese mes”, destacó Zhu en su publicación.

El sistema TMS es un registro en línea de los fichajes internacionales de futbolistas profesionales, puesto en marcha tras el Congreso de la FIFA de 2007 con el objetivo de aumentar la integridad y transparencia en el mercado, poniendo a disposición de las autoridades los datos de los traspasos para velar por el cumplimiento de las normas y de la protección de menores.

La temporada 2022 en el fútbol chino terminó oficialemente el pasado 15 de enero con la disputa de la final de la Copa de China, en la que se impuso por 2 a 1 el Shandong Taishan al Zhejiang.

Pero el mercado que oficializa el comienzo de la nueva temporada, que debía comenzar tras la conclusión de la final, a las 00.00 hora local del lunes 16 de enero (16.00 GMT del domingo), no llegó a iniciarse.

La nueva temporada 2023 de la Superliga en China, cuyo calendario y formato aún no se ha presentado, y en la que defenderá el título el Wuhan Three Towns del técnico español Pedro Morilla, será la primera desde que el país desmantelase la política ‘cero covid’ que obligó a la competición a jugar sus partidos en grupos asignados a sedes por la pandemia.

En los dos anteriores mercados de la Superliga los clubes chinos se gastaron un total de 32,44 millones de euros para 484 altas según Transfermarkt, muy lejos del récord establecido por la contratación en 2017 del brasileño Óscar por parte del Shanghai Port, cuya transferencia se elevó hasta los 60 millones de euros.

Esta nueva situación se dará sin el otrora dominador de la competición en la década pasada con ocho entorchados, el Guangzhou FC, que certificó su descenso de categoria el pasado mes de diciembre confirmando así el cambio de paradigma en el fútbol chino.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *