Más

Suscribirse

Redes Sociales

El “Huehue Atlixcáyotl” recuerda las tradiciones del centro de México

Con danzas, recorriendo las principales calles del municipio de Atlixco, en el central estado mexicano de Puebla, comenzó la recreación la fiesta más vieja de la región el Huehue Atlixcáyotl, que tuvo su origen en 1965.

Los danzantes se concentraron en las Escaleras Anchas que tienen pintados unos “placeros”, que son los danzantes tradicionales de la región.

Desde este punto se reunieron carnavaleros y “huehues” para comenzar su recorrido por la Avenida Hidalgo para llegar a la Plaza de Armas, donde con música, gritos y bailes invitaron a los visitantes de la ciudad y a los atlixqueses a subir con ellos al Cerro de San Miguel y danzar para recordar la historia de su pueblo.

La denominada “Fiesta Vieja de Atlixco” es reconocida por ser la iniciadora del “Huey Atlixcayotl”, que se celebra el último fin de semana de septiembre y que, por primera ocasión, se presentará en la “Plazuela de la Danza”, en el cerro de San Miguel, en el central estado mexicano de Puebla.

Con música de viento o banda se dio ritmo a todos los contingentes que pasaban y recibían ovaciones y aplausos de la gente que se dio cita para velos pasar y conocer un poco más de las danzas y el objetivo cultural de los pueblos invitados de la región del Valle, Valle Central, Sierra Norte, así como el estado invitado de Tlaxcala, que presentará un Festival Carnavalero.

Te podría interesar: Aumenta número de contagios oficiales de covid en China hasta los 3.101

En la cima del cerro se coronó a la “Mujer de las Flores”, quien es representada por una mujer de la tercera edad, cuyo mensaje en náhuatl mencionó que estas tradiciones tienen que perdurar.

Una vez terminado el evento protocolario se dio paso a las danzas, iniciando con los “placeros”, quienes van en parejas: los hombres se visten con pantalones a rayas, negro con blanco, y camisola blanca, mientras que las mujeres lo hacen con faldas largas y amponas, y cargan un canasto lleno de fruta o dulces que avientan al final de su presentación, con lo que se representa la abundancia compartida.

Posteriormente salieron los “chinelos”, originarios del estado de Morelos y que representan las rencillas que han existido entre los españoles e indígenas.

Luego danzaron personajes queridos por todos los mexicanos, como son los “huehues”, que representan a las personas más sabias y que salen a las calles antes de la Semana Santa para mostrar la vida mundana social.

De igual manera deleitaron con sus danzas los “carnavaleros”, quienes con trajes brillantes representan la lucha que se tuvo contra el ejército francés en 1862 durante la Batalla de Puebla.

Cerraron el espectáculo los “voladores de Xochiapulco”, quienes agradecieron a los cuatro puntos cardenales y volaron con antorchas para representar los principales elementos: tierra, agua y fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *