El Granada hunde más al Atlético

118 vistas
5 min lectura
Foto: EFE/Miguel Ángel Molina

El Granada sumó su tercera victoria seguida en casa al superar en el Estadio Nuevo Los Cármenes 2-1 al Atlético de Madrid, que prolonga su mala racha a cuatro derrotas consecutivas en LaLiga, en un choque que estaba pendiente desde la Jornada 9.

En un primer tiempo igualado y entretenido, el portugués Joao Felix puso por delante a los visitantes y empató el venezolano Darwin Machís, mientras que en una vibrante segunda parte dejó la victoria en casa un tanto de Jorge Molina ante un Atlético que no aprovechó sus ocasiones ni siquiera para empatar.

Lo primero que pasó en el partido (min.2) fue el 0-1, con el que Felix, el mejor del Atleti en el choque, quiso darle muy pronto la razón a su técnico, el argentino Diego Pablo Simeone, al apostar por él para que volviera al once.

El luso firmó una gran jugada individual al llegar al balón antes que Germán Sánchez, y aprovechar que Raúl Torrente reculó demasiado, para superar al portugués Luis Maximiano con un colocado disparo desde fuera del área.

Reaccionó bien el local, con capacidad para sobreponerse al varapalo y llegando con peligro al área visitante, primero con un disparo dentro del área de Jorge Molina, que no encontró portería y después con una filigrana del colombiano Luis Suárez, que acabó despejando la zaga rival.

Machís, muy activo desde el inicio del choque, transformó los buenos minutos locales en el empate (min.17) con una sensacional acción personal cerrada con un derechazo a la escuadra, ante el que nada pudo hacer el esloveno Jan Oblak.

Las tablas en el marcador devolvieron también el equilibrio al verde, con el Atlético igualando la posesión, mejorando con la entrada en juego del francés Thomas Lemar y apretando en los instantes previos al descanso.

Pese a que Suárez tuvo el 2-1 en sus botas, las ocasiones más claras en los instantes previos al intermedio fueron del Atlético, y todas de Joao, incluido un gol anulado al luso al interpretar el árbitro falta a un oponente en su remate con la cabeza que acabó con el balón en la red, una jugada muy protestada por los visitantes y que no fue revisada por el VAR.

En las dos más claras, mandó fuera el esférico tras una asistencia del belga Yannick Carrasco, en una jugada en la que se lesionó el lateral colombiano del Granada, Santiago Arias, y poco después se topó con un paradón de Maximiano.

El Atlético prolongó sus buenos minutos al inicio del segundo tiempo, con Mario Hermoso probando de nuevo a un seguro Maximiano, aunque el Luis Suárez local daba sensación de peligro cada vez que merodeaba por el área o cerca de ella.

Joao Felix, omnipresente, estrelló un derechazo a la hora de juego en el palo, justo antes de que el Granada marcara el 2-1 en una acción validada por el VAR, luego de señalarse en primera instancia fuera de juego.

Los locales montaron un contragolpe extraordinario que llevó Antonio Puertas y pasó por Suárez antes de que Jorge Molina, a pase medido del cafetero, rematara anticipándose a Oblak.

Simeone trató de reactivar a los suyos con un triple cambio, sacando del campo, entre otros, al uruguayo Luis Suárez, totalmente desaparecido en el partido.

El Atlético apretó en el último cuarto del choque, dejando espacios para las peligrosas salidas locales con velocidad, y el argentino Ángel Correa tuvo una clarísima ocasión para empatar, pero mandó su volea fuera cuando lo más fácil era marcar.

En plena acometida visitante, y cuando el choque ya entraba en el añadido, también tuvo el 2-2 en sus botas el brasileño Matheus Cunha, que no aprovechó un rechace de Maximiano. EFE

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Navidad luchona con Robles Promotions

Siguiente noticia

Con Benzema, más Campeón de Invierno