Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Gobierno surcoreano busca suspender las licencias de unos 7.000 médicos por la huelga

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

El Ministerio de Salud surcoreano anunció que ha iniciado los procedimientos para suspender las licencias a unos 7.000 médicos en prácticas que se mantienen en huelga desde hace dos semanas por el plan de aumentar los cupos en las facultades de Medicina.

El viceministro segundo de Salud, Park Min-soo, anunció que el Gobierno ha comenzado a dar los pasos necesarios para la suspensión de licencias y advirtió que la “medida es irreversible” y que dejará una marca en los expedientes de estos profesionales que condicionará su futuro.

El Gobierno dio de plazo hasta el pasado 29 de febrero para que aquellos que habían abandonado sus puestos en los hospitales retornaran al trabajo sin consecuencias.

Aquellos que no lo han hecho encararán ahora las posibles penas por ignorar la orden del Gobierno, que les puede suponer la suspensión de sus licencias por un periodo de hasta un año o una multa de unos 30 millones de wones (unos 22.000 dólares).

Al mismo tiempo, la policía anunció hoy que ha convocado a comisaría a cinco altos cargos y ex altos cargos de la Asociación Médica de Corea (KMA), la mayor del país, para ser investigados por instigar supuestamente la huelga.

Por su parte, miles de médicos participaron el domingo en Seúl en una manifestación convocada por la KMA en la que la organización aseguró que no cedería ante las presiones del Gobierno.

En torno al 70 % de los médicos en prácticas de Corea del Sur se han unido a la huelga desde el pasado 20 de febrero, lo que está afectando a los servicios sanitarios, ya que estos profesionales suponen parte importante de la plantillas de los grandes hospitales.

Los grandes centros médicos están cancelando la mitad de las operaciones agendadas y en urgencias muchos pacientes están siendo derivados a otros hospitales, lo que implica que puedan tardar varias horas en ser atendidos.

El Gobierno argumenta que es necesario aumentar en 2.000 las plazas anuales en las facultades de medicina para atajar la escasez de médicos, especialmente en zonas rurales y en áreas como pediatría, obstetricia o cirugía cardiotorácica.

Pero los médicos denuncian que la decisión ha sido unilateral y que el incremento debería situarse en 350 plazas para que no afecte a la calidad formativa y del servicio y que debería invertirse en ciertas áreas y reforzar la protección legal de los sanitarios.

El país asiático no ha aumentado las plazas en Medicina en 27 años y es uno de los de la OCDE con menor número de médicos por cada 1.000 habitantes (2,46), sólo por detrás de México, Polonia, Colombia y Turquía. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *