Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Gobierno de Meloni presume de unidad pese a las tensiones con Forza Italia

EFE/EPA/CLAUDIO PERI
EFE/EPA/CLAUDIO PERI

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, aseguró hoy en el Senado que la coalición que sostiene su Gobierno es “compacta”, después de las dudas surgidas sobre su relación con su socio Forza Italia y el grupo televisivo Mediaset, de la familia Berlusconi.

El Gobierno puede dormir tranquilo. Forza Italia es serio, no hay problema, si lo hubiera, lo habríamos dicho abiertamente, la familia Berlusconi no tiene nada que ver con las filtraciones transmitidas por Mediaset”, intentó tranquilizar Antonio Tajani, líder de la formación conservadora que fue fundada, al igual que el grupo televisivo, por el fallecido Sivio Berlusconi.

El origen de las tensiones se remonta a las grabaciones filtradas la semana pasada por un programa satírico de Mediaset en las que el periodista Andrea Giambruno, entonces todavía novio de Meloni y padre de su hija, proponía sexo a una compañera de trabajo en las pausas de “Diario del giorno” (Díario del día), el programa que presentaba también de la cadena de los Berlusconi.

Después de Tajani, también Marina, la primogénita de Berlusconi y presidenta de Fininvest, la sociedad que controla el patrimonio familiar, ha salido a desmentir cualquier problema con la primera ministra ultraderechista.

“En los últimos días he leído y oído de todo: historias inventadas entre bastidores, reconstrucciones totalmente carentes de lógica y a menudo incluso contradictorias. La verdad es sólo una, tengo en gran estima a Giorgia Meloni”, dice en un libro que se publicará en noviembre, pero del que curiosamente hoy se han adelantado algunos fragmentos.

La difusión de las conversaciones de Giambruno, que entre otras lindezas preguntaba “¿me puedo tocar el paquete mientras hablo contigo?”, “¿estás comprometida?” o “¿eres una persona de mente abierta?”, precedieron al anuncio de la ruptura sentimental de la pareja por Meloni, el pasado viernes, en sus redes sociales.

Mediaset abrió entonces una investigación para analizar si el periodista había violado el código ético del grupo y llegó a valorar su despido, aunque finalmente anunció que no seguirá como presentador, aunque sí como responsable del mismo programa detrás de las cámaras.

Según recogen hoy los medios locales, la decisión de Mediaset llega tras una negociación de varios días de la que se ha encargado el administrador delegado del grupo, Pier Silvio Berlusconi, hijo de Silvio y con quien Meloni tuvo sus más y sus menos durante los seis meses que el magnate lideró Forza Italia en el Gobierno antes de su muerte.

La polémica llevó incluso a Mediaset a caer en torno a un 6% en la Bolsa de Milán este martes.

Los medios destacan hoy la “irritación” de Meloni, a la que no convenció la llamada de Pier Silvio diciendo que él desconocía lo sucedido, y aseguran que la situación ha creado diferencias entre la primera ministra y FI, como el nombramiento de Giuliano Amato, de 87 años y presidente del Tribunal Constitucional, al frente de la Comisión de Inteligencia Artificial.

Meloni no fue informada previamente de la decisión, que corrió a cargo de un subscretario de FI, Alberto Barachini, quien “se disculpó personalmente por la falta de comunicación”, aunque unas declaraciones hoy de Matteo Salvini, el tercer líder de la coalición de Gobierno junto a Meloni y Tajani, dejan claro que este asunto es algo más que un malentendido.

“Comparto la perplejidad de la presidenta Meloni” sobre el nombramiento de Amato, dijo hoy Salvini confirmando el último punto de fricción entre Meloni y Forza Italia. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *