Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Gobierno británico promete ayudas para afrontar la crisis de precios

El ministro británico de Empresa, Kwasi Kwarteng, aseguró este domingo que Liz Truss, favorita para suceder a Boris Jonhson como primer ministro, hará “todo lo posible” para ayudar este invierno a las familias afectadas por el aumento del coste de la vida.

El Gobierno de Londres está bajo presión para anunciar qué tipo de medidas de alivio prevé aplicar para abordar esta crisis, acentuada en los últimos días con huelgas en el metro de Londres, en la red ferroviaria nacional y en el transporte marítimo.

En un artículo escrito hoy para el dominical Mail on Sunday, Kwarteng subrayó que el Ministerio de Economía “está analizando opciones para el nuevo primer ministro”, si bien no detalló qué forma adoptará la ayuda prometida.

El titular del Empresa es uno de los principales aliados de Truss en las primarias para suceder a Johnson, en las que también participa Rishi Sunak, exministro de Economía, el cargo que, según los medios, quiere ocupar Kwarteng en el próximo Ejecutivo.

Te podría interesar: Empleados del mayor puerto de mercancías británico inician huelga de 8 días

Kwarteng indicó en el citado medio que entiende la “gran ansiedad” que está causando el repunte de los precios y aceptó que “millones de familias” están preocupadas por su situación “para llegar a fin de mes”.

Insistió, sin dar detalles, en que la “ayuda está en camino”, al tiempo que avanzó que Truss hará “todo lo que pueda” si gana las primarias del Partido Conservador, cuyo resultado se conocerá el próximo cinco de septiembre.

Con la inflación disparada en el Reino Unido por encima del 10 %, una huelga de más de 45.000 trabajadores ferroviarios dejó este jueves y sábado prácticamente paralizada la red de trenes del país, en protesta para exigir subidas salariales acordes con el incremento del coste de la vida.

También el transporte público de Londres se vio afectado el viernes por un parón que dejó casi sin servicio a todas las líneas de Metro y algunos autobuses de la capital británica.

Y este domingo, casi 2.000 trabajadores del puerto inglés de Felixstowe, la mayor instalación de comercio marítimo del Reino Unido y que canaliza casi la mitad del tráfico de contenedores del país, iniciaron una huelga de ocho días para pedir mejores condiciones salariales.

El Banco de Inglaterra subió recientemente los tipos de interés del 1,25 al 1,75 % a fin de controlar la inflación y avisó de que ésta puede llegar al 13 % antes de que termine el año, mientras que anticipó que el Reino Unido puede entrar en recesión en el último trimestre de 2022 y que esta crisis puede continuar en 2023.

En este contexto, las facturas de la energía en este país pueden llegar el próximo abril a las 6.000 libras (7.071 euros) anuales, frente a las 1.971 libras de media (2.322 euros) que pagan ahora cada hogar, según ha indicado un informe de la consultora Auxilione.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *