El gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo Maza se posiciona por sus buenos resultados políticos

475 vistas
6 min lectura
Fuente: Twitter Alfredo del Mazo

El mandatario estatal es un demócrata que va acorde al bienestar de su entidad, en concordancia con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su Cuarta Transformación.

Alfredo del Mazo Maza, el gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México, entregó buenas cuentas a su instituto político en las pasadas elecciones intermedias.

Pese a la podredumbre que impera en su partido, el joven político nacido el 5 de diciembre de 1975 es de lo más rescatable, pues su discreción y eficiencia lo mantienen alejado de los escándalos mientras se dedica a trabajar por todos los mexiquenses.

Sin duda, Del Mazo Maza es un demócrata que va acorde al bienestar de su entidad, en concordancia con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su Cuarta Transformación.

Pese a ser de distinto partido y con una ideología diferente, ambos políticos –el Ejecutivo federal y el estatal– coinciden en varios puntos, pero el principal es su lucha por los más pobres y necesitados, y en que los dos son demócratas.

Del Mazo tiene un equipo joven, que se ha portado a la altura de las circunstancias y han hecho bien su trabajo, aún en plena pandemia, problema que ha manejado en buenos términos.

Algo que agradecen los mexiquenses, especialmente la clase trabajadora, es que las decisiones y programas sociales del gobernador han funcionado en esta mala racha económica a causa del Covid-19.

La relación que lleva con el presidente Andrés Manuel López Obrador es de respeto mutuo y entendimiento, no obstante que son de diferentes partidos.

En las visitas que ha hecho el tabasqueño al Estado de México, es notorio que la relación es institucional y de respeto mutuo.

Hay muchos casos que no se cuentan o se desconocen públicamente, pero Del Mazo Maza, a través de su equipo, ayudó y apoyó a cientos de trabajadores, sin reflectores, sin emitir boletines de prensa… Ese es su estilo, gobernar sin alardear, y dar resultados positivos.

LIDERAZGO EMERGENTE

Tal vez la mayor virtud del gobernador mexiquense es su discreción, a diferencia de algunos otros mandatarios tricolores, o su líder, Alejandro Alito Moreno Cárdenas, belicoso por naturaleza.

Analistas políticos apuntan que, con este tipo de líderes partidistas, que son protagonistas y buscan reflectores por medio de la confrontación, hacen falta liderazgos emergentes, como lo es Alfredo del Mazo, sobre todo después de la paliza que el tricolor sufrió en las urnas en estas elecciones intermedias, y con la mira puesta en 2024.

Además de su eficiente trabajo y desempeño, Del Mazo Maza entregó buenas cuentas en las elecciones del pasado 6 de junio, a diferencia de la masacre que sufrió en otras entidades, pues el PRI perdió los ocho gobiernos que tenía de los 15 que estaban en disputa.

Y es que el PRI de Alfredo del Mazo en el Estado de México ahora tendrá 17 diputaciones federales, cuando solo tenía tres. De igual forma, el tricolor en el Edomex se llevó 23 diputaciones locales de mayoría y 45 municipios.

La alianza que hizo el PRI con el PAN y el PRD sí funcionó en la entidad mexiquense; le ganaron a Morena los municipios más relevantes, como Toluca y Metepec, además de los conocidos como el corredor azul, que son Naucalpan, Tlalnepantla y Cuautitlán, entre otros más.

La alianza de los tres partidos tendrá ahora la mayoría en el Congreso local, que pertenecía al Movimiento de Regeneración Nacional desde las pasadas elecciones de 2017.

UN FUERTE ALFIL

Por lo anterior, Alfredo del Mazo se posiciona rápidamente como un alfil fuerte en el tablero del partido al que pertenece. Y sin duda será un fuerte activo para tratar de reposicionar al Revolucionario Institucional con la mira puesta en los comicios de 2024.

Ahora, poco a poco, Alfredo debe ir acomodando a sus piezas clave para ganar más influencia en las decisiones del PRI, y no se descarta que uno de sus 17 diputados electos sea el coordinador de la bancada tricolor en la legislatura federal entrante.

Y ante la desastrosa gestión del impresentable Alejandro Moreno Cárdenas como líder nacional del PRI –en donde incluso se menciona que de un momento a otro podrían girarle una orden de aprehensión por su enriquecimiento inexplicable a través de inmuebles en su natal Campeche–, suena con fuerza el nombre de Alfredo del Mazo para sustituirlo en esa encomienda.

Su jugada maestra deberá ser conservar el Estado de México para su partido, cuando llegue su relevo en 2023. De ser así, sin duda Del Mazo Maza será un serio e importante precandidato del PRI a la Presidencia de la República. Su currículum y trabajo lo avalan. <<

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Biden intenta limar asperezas sobre Irán al recibir al presidente israelí

Siguiente noticia

La Justicia de EE.UU. rechaza las demandas contra Facebook por monopolio