El fútbol mexicano, pendiente de generar medidas contra violencia de género

79 vistas
6 min lectura
Fuente: Pexels

Cuando el extremo ecuatoriano Renato Ibarra fue detenido acusado de tentativa de feminicidio y aborto, la Liga del fútbol mexicano se limitó a condenar la violencia de género en un comunicado porque no cuenta con protocolos para atacar estos casos, uno de sus pendientes, según expertos consultados por Efe.

«Lo que la liga y los equipos reiteran sin un pronunciamiento, campaña, sin acción que ayude a comprender de qué forma trabajan para que estos actos no se repitan es que la violencia de género no les importa», explicó este domingo Claudia Pedraza, académica en temas de género y deporte.

México es uno de los países más peligrosos para las mujeres. La Organización de las Naciones Unidas calcula que hay 10 feminicidios al día y miles más son violentadas de distintas formas.

En este contexto, ni la Liga Mx ni la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) han creado protocolos o reglas específicas para prevenir o castigar la violencia de futbolistas contra las mujeres.

A pesar de que Ibarra estuvo detenido en marzo de 2020 por agredir a su pareja, quien al final retiró los cargos tras una negociación, no fue castigado por la Liga y fue su equipo, el América, el que lo dio de baja para volver a contratarlo más de un año después ante la urgencia de un extremo por la banda derecha.

Además de Ibarra, en los últimos años se ha denunciado a Marco García, de los Pumas UNAM, quien fue acusado de tomar fotos clandestinas debajo de la falda de una maestra y a Dieter Villalpando, denunciado por violación, razón por la cual fue despedido por el Guadalajara.

El fútbol mexicano, pendiente de generar medidas contra violencia de género
El fútbol mexicano, pendiente de generar medidas contra violencia de género
El jugador Renato Ibarra de América festeja el gol anotado junto a su compañero Álvaro Fidalgo 
Fuente: EFE

Pero como Ibarra, García regresó a los Pumas después de una sanción interna y Villalpando fue firmado por el Puebla. Ninguno de los tres futbolistas no recibieron multas o castigos de la Liga Mx o de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

La investigadora Pedraza consideró grave que las autoridades del balompié mexicano y los equipos pongan por encima intereses económicos antes de mandar un mensaje de cero tolerancia contra la violencia de género con mecanismos de prevención y castigo.

«Si a Renato Ibarra, que casi lo agarran con la evidencia no le pasó nada, más allá de lo legal, en su empresa o trabajo, donde supieron de lo que se trató, alguien que no está en el foco público también lo puede hacer; contribuyen al imaginario que se puede violentar a las mujeres y no pasa nada», agregó.

La Federación cuenta con un Código de Ética, que no se actualiza desde 2017, en el que de forma general advierte que no tolera la violencia.

«No toleramos corrupción ni violencia en nuestro deporte y nos dirigimos hacia todos y todas con respeto. Las diferencias físicas no son una barrera entre nosotros y nosotras, no denostamos a nadie por su aspecto u origen, sabemos que formamos una familia y nos respetamos entre sí como tal», menciona la FMF.

También podría interesarte: https://angelmetropolitano.com.mx/poco-le-duro-el-gusto-renato-ibarra-se-pierde-el-torneo/

Sin embargo, no existe alguna alusión a cómo actuar ante agresiones a las mujeres por parte de los futbolistas.

La abogada experta en derecho deportivo, Zitally Flores, dijo que la Liga Mx y la FMF fallan en una obligación constitucional al no contar con estas medidas.

«Tienen una obligación constitucional de respeto a los Derechos Humanos, de garantizar una vida libre de violencia a las mujeres porque son una autoridad dentro del deporte», señaló.

La doctora en derecho dijo que la FMF es la obligada de generar reglas mediante códigos de conducta, protocolos de prevención y acción o con unidades de género.

El miembro del Tribunal de Arbitraje Deportivo, Ricardo de Buen, reconoció que si la Liga Mx o la FMF pretenden diseñar alguna reglamentación contra la violencia de género, deben ser cuidadosos para no caer en las esferas penales y laborales.

«Debe haber la posibilidad de que la Liga haga dentro de su esfera deportiva una investigación y si encuentra indicios aplique sanciones deportivas porque no pueda aplicar ninguna otra. Puede ser la suspensión provisional del jugador, y al final, si lo declaran culpable, la expulsión», finalizó. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

EEUU lanza un ataque en Kabul contra vehículo con supuestos miembros del EI

Siguiente noticia

Miles de afganos se quedan atrapados en Kabul ante el fin de las evacuaciones