Más

Suscribirse

Redes Sociales

El flujo de migrantes llegados a Italia desde Túnez ha aumentado el 376 % este año

Fuente: EFE
Fuente: EFE

El flujo de migrantes que parten de las costas de Túnez para cruzar el Mediterráneo y llegar a Italia ha aumentado este año un 376 % respecto al pasado, con 91.000 personas desembarcadas a través de esa ruta en lo que va de 2023, indicó hoy el ministro de Interior italiano, Matteo Piantedosi.

Piantedosi vinculó este drástico aumento con el interés de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, por promover el memorando suscrito entre la Comisión Europea (CE) y Túnez, que incluye medidas de apoyo presupuestario y un compromiso de refuerzo de los controles migratorios.

“A raíz de la evolución de estos flujos migratorios, el Gobierno ha intensificado las relaciones bilaterales con los dirigentes tunecinos, actuando como intérprete en todos los foros internacionales de las necesidades de un país que quiere colaborar lealmente en la lucha contra la inmigración ilegal pero está asfixiado por una crisis económica muy fuerte”, justificó el ministro en una sesión informativa en la Cámara de los Diputados.

Asimismo, Piantedosi pidió “liberar los recursos” destinados “a reforzar las capacidades tunecinas para controlar sus fronteras marítimas y terrestres”.

Sus declaraciones llegan una semana después de que la CE confirmara que Túnez devolvió una ayuda de 60 millones de euros concedida por la Unión Europea (UE) en apoyo presupuestario, y que el presidente, Kais Said, calificó de gesto de “caridad” contrario a los acuerdos.

El resto de rutas con punto de partida en otros países han descendido, especialmente la procedente de Turquía, cuyo flujo es ahora un 54,9 % menor y la de Argelia, cuya disminución ha sido del 46,44 %. También las salidas desde Libia se han reducido el 4 %, dijo Piantedosi.

En total, han llegado a las costas italianas 140.586 migrantes en lo que va de año según los registros del Ejecutivo, muy por encima de los 75.833 que llegaron en el mismo periodo de 2022 y los 49.754 de 2021.

“Desde hace muchos meses estamos experimentando una presión migratoria muy fuerte a través del Mediterráneo central, dirigida hacia Italia y por tanto hacia Europa”, señaló Piantedosi.

La isla de Lampedusa, el enclave italiano más próximo a las costas africanas, continúa como el principal punto de llegada para las barcazas de migrantes, pues ha recibido en lo que va de año a más de 90.000 personas que suponen el 70 % de todas las llegadas en lo que va de año.

El ministro también recordó los desembarcos masivos de barcazas que este verano saturaron la capacidad de acogida de Lampedusa, “una isla de unos 6.000 habitantes, situada en el centro del Mediterráneo que sólo en el período del 1 de junio al 30 de septiembre trasladó a 64.051 personas” a otros enclaves de Italia.

Piantedosi también aprovechó el recrudecimiento de las hostilidades en Oriente Medio para urgir a Europa a controlar las rutas migratorias, vinculó a las ONG con el tráfico humano y señaló la necesidad de reforzar controles para evitar el riesgo de infiltraciones terroristas. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *