Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Estado Islámico mató a más de 700 personas este año en Siria, según una ONG

EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH
EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH

Al menos 693 personas murieron este año en operaciones llevadas a cabo en diferentes partes de Siria por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que sufrió solamente 82 bajas, informó  el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, contabilizó un total de 171 ataques perpetrados por el Estado Islámico en el vasto desierto central del país, donde estima que el grupo aún tiene presencia en un área equivalente a unos 4.000 kilómetros cuadrados.

En este desierto se concentraron la mayoría de los fallecimientos causados por la formación terrorista en 2023, de los que 167 fueron civiles y otros 411 pertenecían a las filas de las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad.

La organización precisó que las bajas gubernamentales también incluyen a combatientes de milicias aliadas de Damasco, entre ellas 63 miembros de grupos armados proiraníes.

Por otro lado, las áreas del país controladas por la autoproclamada Administración Autónoma del Norte y Este de Siria registraron en los últimos doce meses más de 165 acciones yihadistas, en las que murieron 26 civiles y 89 efectivos de las fuerzas kurdosirias.

Pese a haber causado cerca de 700 muertes, el Estado Islámico solamente perdió este año a 82 miembros en diferentes ofensivas terrestres, bombardeos aéreos, asesinatos selectivos o enfrentamientos con oponentes de distinto signo, según los datos del Observatorio.

La mayoría de ellos, 46, perdieron la vida en operaciones llevadas a cabo por las tropas gubernamentales sirias y su aliada Rusia, mientras que otros 23 perecieron a manos de las fuerzas kurdosirias o de sus socios en la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos.

El EI fue derrotado territorialmente en Siria en marzo de 2019, pero todavía mantiene células en activo en varias zonas del país, concentradas principalmente en el desierto central de Badia. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *