Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Ejército de Nigeria libera a siete chinos secuestrados el pasado junio

Fuerzas especiales del Ejército de Nigeria rescataron este sábado a siete ciudadanos chinos secuestrados el pasado junio en una zona minera del estado de Níger (noroeste), informaron fuentes militares citadas hoy por los medios locales.

Los siete rehenes fueron liberados después de una operación efectuada en las áreas de Kanfani Doka y Gwaska, en el vecino estado de Kaduna, indicó el portavoz de la Fuerza Aérea, comodoro del aire Edward Gabwet, en un comunicado.

“Las fuerzas especiales del Destacamento de la Fuerza Aérea de Nigeria 271, Birnin Gwari, estado de Kaduna, llevaron a cabo una operación en la madrugada del 17 de diciembre de 2022 que condujo al rescate de siete expatriados chinos secuestrados y retenidos como rehenes por terroristas”, explicó Gabwet.

“Se cree que las víctimas chinas rescatadas fueron secuestradas en junio de 2022 por terroristas mientras trabajaban en un sitio minero en Ajata-Aboki, distrito de Gurnama del área del gobierno local de Shiroro, en el estado de Níger”, apuntó el portavoz.

Los rehenes fueron trasladados a un hospital militar de Kaduna para someterse a exámenes médicos.

El comisionado de Seguridad Interna de Kaduna, Samuel Aruwan, confirmó la liberación y elogió al Ejército por una “operación clínica” que resultó en “el rescate de siete ciudadanos chinos que fueron secuestrados en junio por terroristas en un estado vecino”.

Al menos treinta personas fueron asesinadas y un número indeterminado secuestradas, incluidos ciudadanos chinos, en el ataque ocurrido el 29 de junio, confirmaron entonces a EFE activistas de la sociedad civil, que atribuyeron el incidente a “bandidos”.

Las autoridades no han aclarado qué grupo en particular estuvo involucrado en los secuestros, pues diversas organizaciones de bandidos operan en el territorio que alberga la localidad minera asaltada.

Los estados del centro y noroeste de Nigeria sufren ataques frecuentes de bandidos -término usado en el país para nombrar a las bandas criminales que cometen esos asaltos-, que también realizan secuestros masivos para obtener lucrativos rescates.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de más fuerzas de seguridad en esas zonas.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la registrada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2016, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *