Más

Suscribirse

Redes Sociales

El Chocongo: el chocolate alucinógeno que provoca brotes psicóticos

El Chocongo: el chocolate alucinógeno que provoca brotes psicóticos

El chocongo es una droga que se ha vuelto común en México, se trata de un chocolate que contiene altas dosis de hongos alucinógenos. Esta droga tiene efectos diversos en el organismo, desde potenciar de manera leve los sentidos hasta brotes psicóticos.

Eduardo del Villar, es un activista que habla sobre este tipo de droga, ya que, recientemente su hermano falleció por causa de su consumo.

Eduardo narra que estuvo con su hermano en una fiesta en la que consumieron chocongo, sin embargo, su hermano presentó efectos más fuertes con el consumo de esta droga. Por ende, él al ver a su hermano en esas condiciones decidió llevarlo a su casa, luego de dejarlo en su casa, su hermano tuvo un brote psicótico y al día siguiente recibió la noticia de que su hermano se había lanzado por la azotea y había fallecido.

Hoy en día el acceso a las drogas es común y cada vez es más sencillo. El chocongo, es una droga que se ha vuelto común incluso en eventos familiares como bodas. Hay mucha desinformación con respecto a las drogas y sus efectos a corto y largo plazo, así como, los sucesos que toman lugar mientras se está bajo los efectos de ellas.

Te podría interesar: Kiev denuncia la muerte de tres civiles por un ataque ruso en Jersón

Es de suma importancia, informarse, y ser críticos para poder tomar decisiones asertivas cuando se tenga la oportunidad de consumir algún tipo de sustancia alucinógena o droga. Puesto que, los efectos son distintos en cada persona, las acciones de cada persona en este estado son diversas, desde suicidios hasta asesinatos son algunas de las consecuencias más severas del consumo de drogas.

Eduardo, como activista hace énfasis en la importancia de que los padres sepan guiar a sus hijos y de que se generen más campañas informativas con respecto al consumo de sustancias y sus consecuencias. Puesto que, las drogas tienen el poder de destruir vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *