Más

Suscribirse

Redes Sociales

El caso de la niña Heidi y la militarización de la seguridad pública

La muerte de Hedi Mariana Pérez, la niña de cinco años que falleció en medio de un enfrentamiento entre militares y criminales en el estado de Tamaulipas, movilizó para que el gobierno investigara la actuación del Ejército en dicha situación, sin embargo, el hecho ha revivido el debate sobre la militarización de la seguridad pública.

“En un enfrentamiento del Ejército con una organización del crimen organizado perdió la vida una niña, esto en Nuevo Laredo, y ya el secretario de la Defensa, el general (Luis Cresencio) Sandoval, ordenó de inmediato la investigación”, informó el pasado viernes el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su rueda de prensa diaria.

Sus declaraciones se producen después de conocerse reportes de la prensa local de Tamaulipas, que informó el miércoles de la muerte de la niña de cinco años, quien iba a un hospital del seguro social con su familia cuando recibió un impacto de bala en la cabeza en el municipio de Nuevo Laredo, fronterizo con Texas.

Los familiares de la pequeña, de nombre Hedi Mariana Pérez, denunciaron que las balas provinieron de los militares, pero el presidente López Obrador argumentó que aún se está investigando.

La muerte de la niña ocurre en medio del debate público de la militarización de la seguridad en México, donde el presidente envió una reforma para trasladar al Ejército el control de la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad que él prometió mantener civil cuando lo creó en 2019.

El día sábado 3 de sepetiembre, con el voto a favor de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido del Trabajo (PT), la Cámara de Diputados aprobó el paquete de reformas para que todo el control operativo, financiero y administrativo de la Guardia Nacional sea transferido a la Secretaría de la Defensa Nacional.

La polémica aumentó con este proyecto que ahora pasará al Senado, con la oposición hablando sobre el tema.

“Andrés Manuel López Obrador es el presidente más militarista en la historia de este país y eso es un hecho consumado a partir del día de hoy. Peor, se dan un balazo en el pie, convierten en un cascarón la Secretaría de Seguridad Ciudadana que creó el propio Presidente de la República”, dijo Jorge Triana, del opositor Partido Acción Nacional (PAN).

A la par, organizaciones como Amnistía Internacional han hecho un llamado «fuerte y claro» al presidente para que reconsidere su decisión de pasar la Guardia Nacional a la Sedena, y con ello su decisión de militarizar la seguridad pública.

 

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *