Más

Suscribirse

Redes Sociales

El candidato opuesto a la base militar de EEUU renueva su mandato en Okinawa

El exdiputado japonés de la oposición Denny Tamaki ganó el domingo las elecciones a gobernador de la prefectura de Okinawa, renovando su mandato, en una votación clave para definir el traslado de una base militar de EEUU en esa región.

“El resultado de las elecciones de ayer es la decisión que ha tomado el pueblo de Okinawa ante los problemas de esa prefectura”, dijo este lunes el portavoz gubernamental, Hirokazu Matsuno, aunque apuntó que trasladar la base a una zona menos concurrida del archipiélago “es la única solución”.

Tamaki (62), respaldado por la oposición, derrotó a Atsushi Sakima, de 58 años, quien contaba con el apoyo del gobernante Partido Liberal Democrático (PLD), con el foco de las elecciones puesto en revitalizar el turismo tras la pandemia y si se debe trasladar la base aérea de Futenma de la Marina estadounidense, situada en el corazón de la isla principal de Okinawa.

Durante la campaña, Sakima reiteró su apoyo para trasladar dicha base de la ciudad densamente poblada de Ginowan, en la isla principal de Okinawa, a la bahía de Henoko, uno zona más apartada de núcleos de población, después de una serie de incidentes protagonizados por soldados estadounidenses.

Este plan fue aprobado por el Gobierno japonés y estadounidense en 1996, sin embargo, la reubicación se ha ido retrasando debido a la oposición de la población y los políticos locales, incluido Tamaki, quienes argumentan que el proyecto tendría un elevado impacto medioambiental y defienden que tanto esta base como otras de EEUU sean trasladadas fuera de su territorio.

En un referéndum no vinculante de 2019, el 70 por ciento de los votantes del archipiélago de Okinawa se opusieron al traslado de la base dentro de la región, en lo que supuso “un rechazo claro al plan por parte de la población”, según argumentó entonces Tamaki.

Futenma es considerada de vital importancia para la capacidad de movilización rápida de las fuerzas estadounidenses en la región y es también un símbolo de desesperanza para los okinawenses, ya que su situación sigue estancada.

En torno a una quinta parte de la superficie de la isla principal de Okinawa es suelo militar estadounidense y la región alberga a más de la mitad de los cerca de 50.000 efectivos en Japón del Ejército de EE.UU., que planea redistribuir sus fuerzas en puntos estratégicos del Pacífico en el marco de su plan “Force Design 2030” ante el auge de China.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *