Más

Suscribirse

Redes Sociales

El calor extremo provoca la suspensión de clases en Filipinas y una alerta en Tailandia

EFE
EFE

Una ola de calor extremo provocó la suspensión o modificación de las clases en cientos de colegios en Filipinas, mientras que las autoridades tailandesas emitieron una alerta en el norte ante las altas temperaturas al entrar en la época más calurosa de la región.

Los centros educativos de numerosas localidades a lo largo de Filipinas, incluida Manila, ordenaron entre el martes y el miércoles la suspensión de clases o la alteración de los horarios para evitar problemas de salud ante las temperaturas que han alcanzado los 43 grados de sensación térmica.

En un comunicado, la Oficina de Información Pública de Manila indicó que los directores de los colegios cuentan con la autoridad y responsabilidad de suspender o buscar fórmulas mixtas para evitar la ola de calor.

“Los profesores y estudiantes también pueden llevar ropa más cómoda que el uniforme para reducir la sensación de calor”, señaló la oficina en un comunicado.

Según el medio Philippine Star, más centros de la isla de Luzón (norte) y Mindanao (sur) tomaron medidas hoy para paliar los efectos de la alta sensación térmica, calculada al combinar la temperatura y la humedad.

En Tailandia, el Departamento de Meteorología lanzó este miércoles una alerta en el norte del país ante las temperaturas que alcanzaron la víspera los 42,5 grados en la provincia de Tak.

“Durante el periodo del 3-7 de abril de 2014, los habitantes del norte de Tailandia deberían cuidar su salud debido a un clima caluroso y muy caluroso, evitando trabajar o actividades en el exterior durante largos periodos de tiempo”, afirmó el departamento en su página de Facebook.

En su cuenta Extreme Temperatures Around the World en la red social X, el climatólogo e historiador del clima Maximiliano Herrera, indicó el martes que la ola de calor elevó la temperatura hasta los 43,5 grados en Bagan (Birmania), 42,5 grados en Tak (Tailandia) y 40,6 grados en Vietnam

Abril y mayo, que preceden la llegada del monzón, son los meses más calurosos en gran parte del sudeste asiático, que en los últimos meses ha sufrido temperaturas más altas debido al fenómeno natural de El Niño, que se ha sumado al calentamiento global causado por la crisis climática.

El año pasado, la región sufrió una ola de temperaturas récord con hasta 45,4 grados en Tailandia, 44,2 grados en Vietnam y 43,5 grados en Laos entre abril y mayo. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *