Más

Suscribirse

Redes Sociales

El beneficio del gigante cárnico brasileño JBS se redujo un 24,5 % en 2022

El gigante cárnico brasileño JBS, líder mundial en el procesamiento de proteína animal, obtuvo en 2022 un beneficio neto de 15.458 millones de reales (unos 2.972,7 millones de dólares), en un 24,5 % inferior al de 2021, informó este martes la compañía.

Pese a que registró ingresos brutos récords por sus ventas, el lucro de la empresa se redujo debido a que la inflación a nivel mundial disminuyó el consumo de alimentos, según el comunicado enviado por JBS a sus accionistas.

“La inflación en alta en importantes mercados viene debilitando el consumo y provocando una ruptura en el balance de oferta y demanda”, afirmó el presidente global de JBS, Gilberto Tomazoni, citado en el comunicado.

“Al mismo tiempo enfrentamos una persistente presión en los costos de producción”, agregó el ejecutivo al indicar que el fuerte aumento de los costos de producción como consecuencia de la propia inflación perjudicó las ganancias de la cárnica.

La empresa, con plantas en 20 países pero que atiende a 330.000 clientes en 190 países, obtuvo en 2022 ingresos brutos históricos por 374.852 millones de reales (unos 72.086,9 millones de dólares), con un crecimiento del 6,9 % con respecto a los de 2021.

La empresa informó de que el 74 % de los ingresos procedió de las ventas realizadas en los mercados domésticos en los que opera, principalmente Brasil, Estados Unidos, Canadá y Australia, mientras que el 26 % provino de exportaciones a otros mercados.

El resultado operacional (Ebitda) de la compañía el año pasado fue de 34.568 millones de reales (unos 6.647,7 millones de dólares), en un 24,3 % inferior al de 2021.

Te podría interesar: EEUU a China: si quiere ser «constructiva» que presione a Rusia a retirarse

“Nuestros resultados financieros de 2022 demostraron la importancia de una gestión financiera responsable y comprobaron la capacidad de JBS de anticiparse a los ciclos naturales (negativos) de nuestro sector”, dijo Tomazoni.

Ello debido a que, agregó, “pese al escenario económico global desafiante y a la normalización de las márgenes en el mercado de carne bovina de Estados Unidos, entramos 2023 con una posición confortable de caja, deuda estabilizada y sin deudas a vencer a corto plazo, que nos permite navegar con resiliencia en este momento”.

La deuda bruta de la empresa a finales del año pasado ascendía a 17.700 millones de dólares, con un crecimiento del 6,8 % con respecto a la de diciembre de 2021.

La empresa destacó en su informe financiero que, como resultado de su estrategia de multiproteínas centrada en la diversificación del portafolio, entre sus inversiones del año pasado destacaron las destinadas a adquirir el Grupo King’s, uno de los líderes de charcutería italiana.

JBS igualmente adquirió el año pasado Rivalea, líder en la cría y procesamiento de porcinos en Australia; BioTech Foods, líder global en biotecnología para proteínas, y TriOak Foods, productora de porcinos y comerciante de granos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *