Más

Suscribirse

Redes Sociales

El auge del ‘nearshoring’ agudiza la crisis de vivienda en Ciudad Juárez

EFE/ Luis Torres
EFE/ Luis Torres

Martín Coronado

La relocalización de cadenas de valor o ‘nearshoring’ amenaza con agudizar la crisis de vivienda en la frontera norte de México, donde el precio de las propiedades subió casi un 12 % en el último año solo en Ciudad Juárez, según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios.

El ‘nearshoaring’ ha provocado la llegada de miles de trabajadores extranjeros a Juárez, urbe fronteriza con la ciudad estadounidense de El Paso, Texas, lo que ha propiciado que la vivienda sea cada vez más cara y escasa, por lo que las maquiladoras ya construyen torres de apartamentos para albergar a sus trabajadores.

“Vienen muchas empresas a la ciudad y eso detona la cantidad de empleos. Necesitamos que haya vivienda para esos trabajadores, incluso hay torres de vivienda que se están proyectando en las zonas de la maquila”, indicó Marisela Sáenz, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en Juárez.

Por ahora, la organización no tiene datos de cuántas viviendas más se necesitan, pero Sáenz expuso que las empresas con las mayores expansiones, como Foxconn y Wistron, ya tienen o están proyectando edificios para los extranjeros, pues no hay suficientes en el mercado.

Añadió que, por lo general, las empresas se hacen responsables del alquiler porque, al ser extranjeros, no tienen garantes o avales en México y no cumplen con los requisitos.

“Ellos pagan desde los 15.000 hasta los 25.000 pesos mensuales (entre unos 882 dólares y 1.470 dólares), dependiendo del puesto que traiga cada empleado, pero hay mucha necesidad para gente que viene a trabajar en las empresas”, abundó la corredora de bienes raíces.

Una crisis en medio de un auge

México recibió un récord de más de 36.000 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED) en 2023, un aumento anual del 2,2 %, ante el auge del ‘nearshoring’, en el que empresas trasladan al país líneas de producción que tienen en otras regiones, sobre todo de Asia.

El fenómeno ha beneficiado en particular a urbes de la frontera con Estados Unidos, como Juárez, pero también ha exacerbado una crisis de vivienda asequible porque ha disminuido la construcción en ese sector y porque la poca que se produce se absorbe rápidamente por el mercado, según Sáenz.

La representante inmobiliaria también señaló los sueldos bajos de los obreros manufactureros que, según datos oficiales, ronda un promedio de 12.000 pesos mensuales (cerca de 705 dólares), lo que los limita para alquilar o comprar casa.

“El arrendamiento no debe ser más del 30 % de lo que ganas, es lo que puedes pagar de renta (alquiler), no puede ser el 50 % porque tienes que vivir, la canasta básica, más los hijos, gasolina y todo”, expuso Sáenz.

Las maquilas construyen casas para sus empleados

Alejandro Téllez, director de CE Inmobiliaria, indicó que el auge manufacturero ha traído una nueva tendencia: las empresas maquiladoras alquilan o construyen casas.

“Hemos notado que, sobre todo en las zonas cercanas a parques industriales, está siendo muy alta la demanda y hemos notado que la industria maquiladora ha estado comprando propiedades o alquilando para su personal. Alquilan hasta 10 casas de un solo golpe”, indicó.

“Las viviendas que nos piden son casas que cuenten ya con el mobiliario para ser habitadas de inmediato y otras son casas que se van a usar por mayor tiempo, van a ser utilizadas por personas que van a trabajar en la industria y ellos se encargan de habilitarlas”, agregó.

Juárez es la ciudad mexicana con mayor personal ocupado por la industria maquiladora, con alrededor de 300.000 empleados.

Los entrevistados citan que desde que inició el fenómeno del ‘nearshoaring’ hasta la primera mitad del año pasado, Ciudad Juárez ganó 56.000 empleos en la industria maquiladora, lo que provocó un déficit de hasta 25.000 empleados, por lo que las empresas buscan traer trabajadores de otras partes de México y el mundo. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *