Más

Suscribirse

Redes Sociales

El aspirante a comisario europeo de Acción Climática promete ambición y ciencia

Fotografía: Pixabay
Fotografía: Pixabay

El comisario europeo designado de Acción Climática, Wopke Hoekstra, sucesor de su compatriota neerlandés, Frans Timmermans, prometió hoy una gestión continuista y ambiciosa para ganarse la confianza del Parlamento Europeo, que debe validar al criticado aspirante cristianodemócrata.

“Alcanzar la neutralidad climática en 2050 va a ser todo un reto. Y convencer a nuestros socios también. Pero es que no hay alternativa. Y lo podemos conseguir, juntos”, dijo Hoekstra en su gran examen oral en la Eurocámara.

El holandés, de 48 años y licenciado en Derecho, volvió a escuchar en el Parlamento Europeo algunas de las críticas que le han acompañado desde su designación debido a que tras salir de la Universidad trabajó dos años y medio para la multinacional petrolera Shell y después trabajó como socio en la consultora McKinsey.

Una vez entró en política, Hoekstra se ha desempeñado como ministro de Finanzas de Países Bajos desde 2017, donde adquirió fama de “halcón”, y desde 2022 como titular de Exteriores, siempre en el Gobierno del liberal Mark Rutte, pero nunca ha tenido responsabilidades climáticas.

Hoekstra ha sido designado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, como candidato a comisario de Clima, a propuesta de Países Bajos, después de que el también neerlandés Frans Timmermans abandonara el pasado agosto su cargo de vicepresidente ejecutivo para concurrir a las elecciones legislativas en su país.

El cambio de Timmermans por Hoekstra supone también la salida de un socialdemócrata de peso del colegio de comisarios y la entrada de un democristiano, en un momento en que el Partido Popular Europeo (PPE), a menos de un año de los comicios comunitarios, se ha vuelto muy crítico contra algunas propuestas “verdes” de la Comisión Europea.

El aspirante -que se expresó en francés, inglés y neerlandés- enarboló un discurso continuista para facilitar un “Pacto Verde 2.0” pensando en un futuro donde los grandes retos serán el “cambio climático, la seguridad global y la sacudida de la tecnología en nuestras vidas”.

“La continuidad va a ser un valor para mí”, dijo Hoekstra, quien apeló a su “experiencia diplomática” para encontrar consensos y prometió un entusiasmo renovado en acción climática porque “hay que hacer mucho más”.

 

Objetivo 2040

La UE tiene la obligación jurídica de reducir sus emisiones de CO2 en 2030 en al menos un 55 % respecto a 1990, como senda para alcanzar la neutralidad climática a mitad de siglo.

Hoekstra tendrá que proponer -a principios de 2024- el objetivo de reducción para 2040, que luego tendrán que aprobar los Estados miembros y la Eurocámara.

“Me basaré en datos, cifras, en la ciencia, y me dejaré convencer sólo por las pruebas”, dijo el neerlandés, quien se abrió a considerar el 90 % que reclaman los académicos y los Verdes.

 

COP28

El aspirante a comisario también avisó de que “los objetivos de París distan de haberse conseguido” y abogó por buscar en la inminente cumbre climática COP28 un “acuerdo para un fondo de pérdidas y daños” con “reglas de gobernanza”.

Se dijo también favorable a instaurar “un impuesto internacional al queroseno, al combustible marítimo, a los combustibles fósiles” porque “los combustibles fósiles tienen que ser historia y cuanto antes” y abogó por “medidas adicionales en el transporte aéreo y en las subvenciones a los combustibles fósiles”.

Criticó la industria petrolera en la que trabajó, al considerar que “es terriblemente poco ético que grandes productores de petróleo hayan sabido su papel en el cambio climático y durante años hayan mirado para otro lado”.

 

Impuestos verdes

Hoekstra, que fue ministro de Hacienda en su país, se mostró favorable a crear impuestos verdes como recursos propios a la UE.

“Hay algo que tenemos que organizar y que es crear un recurso nuevo, una tasa marítima o de la aviación, o del Mecanismo de Ajuste de Carbono en Frontera. En el mejor de los casos será una mezcla de las tres, si no tendremos que pedir a los ministros de Hacienda dinero fresco cada vez. Es mucho mejor tener un sistema”, dijo.

Naturaleza y agricultura

El aspirante neerlandés defendió la protección del medio ambiente, pero dedicando unas palabras empáticas a los agricultores.

“Tenemos que proteger nuestros suelos, océanos y bosques, que son los verdaderos sumideros de carbono de nuestro planeta” pero también hay que conseguir que los agricultores “produzcan de manera sostenible” con los “ingresos adecuados”, dijo.

“Tenemos que ofrecerles a los agricultores un nuevo modelo de funcionamiento”, añadió.

 

Procedimiento

Tras la audiencia, interrumpida en numerosas ocasiones por problemas con los micrófonos, los coordinadores y presidentes de todas las comisiones involucradas votarán a puerta cerrada al candidato, que necesitará una mayoría de dos tercios y la confirmación de la aprobación en el pleno del hemiciclo.

Si no obtiene esa mayoría, la Eurocámara le pedirá respuestas por escrito y, si tampoco resulta satisfactoria, podría volver a citarle en audiencia. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *