Más

Suscribirse

Redes Sociales

El arzobispo de Lima dice ante Boluarte que las muertes en protestas aún esperan justicia

El arzobispo de Lima, Carlos Castillo, invocó frente a la presidenta peruana, Dina Boluarte, a las máximas autoridades a buscar la justicia y reparación de las muertes ocurridas en las protestas antigubernamentales en la misa celebrada en el día del 202 aniversario de la independencia del Perú.

“Me corresponde hacer con todo respeto la invocación a las máximas autoridades del país a colocarse por unos minutos en la situación de aquellos que más sufren, afrontando cara a cara nuestros desaciertos y los graves males en los que hemos incurrido, incluidas las muertes que esperan aún justicia y reparación”, afirmó Castillo.

El arzobispo reflexionó durante la homilía de la tradicional misa celebrada en la Catedral de Lima sobre la más grave separación y distanciamiento entre los dirigente y la vida del pueblo peruano.

“Parece que no se dieran cuenta de que nuestro pueblo existe, sufre y demanda cambios urgentes”, señaló al añadir que la Iglesia no está para dar respuestas políticas, pero que no puede quedarse “muda”, ante relajamiento humano y ético del país.

En la celebración estuvieron presentes, además de la mandataria, el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola, junto con el resto del gabinete ministerial, el presidente del Congreso, Alejandro Soto, parlamentarios, el presidente del Poder Judicial, Javier Arévalo, embajadores, cuerpo diplomático, militares y policías.

“Muy pocas veces hemos llegado al 28 de julio en una situación igual de incertidumbre, tensión y división política como la que hoy vivimos”, expresó.

Recordó que hace 202 años, en Lima y en Perú, pese haber obtenido la independencia, aún faltaba lo más importante, encontrar la forma de convivir entre peruanos, y que todavía en ese sentido el pueblo se encontraba en oscuridad.

“Nuestro pueblo sigue siendo protagonista de su historia y debemos apreciarlo y alentarlo, y si todo es de todos, valoremos también los descontentos y rechazos populares que condenan nuestros malos actos como dirigentes del país y nos exige rectificaciones claras, oportunas y justas. Superemos la indiferencia, rehabilitemos la mejor política por el bien común de la nación”, dijo el arzobispo.

Castillo llamó con urgencia a la unidad y a fortalecer la democracia, “en lugar de restringirla”, y deseó que los peruanos se encuentren en la esperanza.

La celebración concluyó, como en la ocurrida hace 202 años en la misma fecha, con el canto del Te deum por parte del Coro Nacional.

Tras esta ceremonia, la jefe de Estado acudirá al Congreso para dar un balance de su gestión desde que asumió el cargo el 7 de diciembre de 2022. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *