Más

Suscribirse

Redes Sociales

El ambiente de sobres

X
X

Como alguien cercano me dice, esperemos que al término de este sexenio no se perciba el ambiente a “sobreteo”, tan criticado y manejado por algunos funcionarios de administraciones pasadas y no tan pasadas.

Esperemos que no haya sorpresas o sean sorprendidos funcionarios actuales que saldrán y mágicamente aparezcan casas, mansiones, membresías de club de golf o incomprensiblemente, residencias en el extranjero o en el mismo México querido.

Esperemos que hayan seguido el congruente estilo que impulsó nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esperemos, pero el tiempo dirá y hablará, porque a diferencia de no hace muchos otoños, las redes sociales tienen algo, que es la rapidez con la que una imagen puede destruir toda una vida y reputación.

Esperemos, porque además de ese pequeño gran detalle, el sol no se puede tapar con un dedo.

Y qué decir de los familiares de algunos funcionarios que tampoco pueden ocultar la ostentación producto de las malas prácticas.

Bien lo dijo el mandatario Andrés Manuel López Obrador: En este sexenio no se tolerará la corrupción, y el que quiera o sea funcionario público, que sea congruente a esa vocación y viva dignamente, jamás a costa de pueblo y mucho menos de los más desamparados.

Un asunto de algunos exservidores públicos que han salido a relucir por sus malas prácticas, son los involucrados en el caso de Segalmex.

La oposición decía que había impunidad por los probables malos manejos de toda esa pandilla de malandros que manejaban una base fundamental de la alimentación del pueblo, que necesita todo, empezando por los más pequeños (leche) y aun así se dieron increíbles manejos turbios y a conveniencia para los funcionarios involucrados.

Sin embargo, la aprehensión de uno de ellos por la Fiscalía es un ejemplo de que el Presidente no tolera ni tolerará malos manejos, y menos en contra de los más necesitados.

Diría otro conocido que el neoliberalismo arropó todo un estilo de vida a costa de los más pobres y endeudando –incluso– a los que todavía no han nacido.

Los hechos son contundentes y reales.

Pero la oposición maneja viejas prácticas del engaño masivo, y las mentiras colectivas son tan repetidas que mucha gente se termina por convencer. Un pueblo educado acaba por saber discernir y tener mejores juicios de apreciación.

La vida cotidiana es como un registro que se va día a día enriqueciendo y no se quedó estático con el primer gran diccionario de la lengua castellana; el gran diccionario de autoridades, de la política, va inmersamente ligado a la forma de vida de cada persona.

Por eso la política debe ser un instrumento de mejores prácticas en favor de la gente, con una mejor redistribución de las oportunidades, para una calidad de vida sustentable con altos balances de convivencia, ambiente natural, energías menos contaminantes y, al final, gente más feliz

Los medios de información deben ser más responsables y dejar el manipuleo fomentado por grupos minoritarios para crear más caos o, en algunos casos, inventarlos o maximizar lo acontecido.

Se trata de un balance entre lo correcto y lo incorrecto por el bien común, sin dejar de creer que tenga más el que más trabaje, y ser honestos.

Veamos el ejemplo del que recuperó su franquicia partidista naranja, que creyó que la política en México es tan pobre que el color de unos tenis y una canción iba a ser mejor botín político y no lo fue. Perdió ya como partido y la posibilidad de más escaños legislativos.

Por cierto, ¿algo habrá influido Samy para espantar a Tesla en Nuevo León? El exprecandidato frustrado solo sabe crear un ambiente que ahuyenta a cualquier hombre de negocios inteligente.

No obstante, algunas cosas positivas aparecieron sin duda, como la madurez del alcalde de Monterrey, y el poner en su punto justo el lugar de la coalición, de la oposición.

Que unos tenis de color y una canción fue así, tal cual, el tónico para ponerla en su lugar como una fuerza política que seguramente se acabará de desintegrar en esta elección.

Bueno, algunos saltarán al hundirse tan hermoso experimento y querrán irse a Morena o lo nuevo que se forme, seguramente para buscar el ansiado “hueso”.

Al acercarse la definición de la tan ya valiosa elección, los cuadros políticos se irán acomodando más, y entre más cercano esté el día D, las sorpresas se irán acabando, y solo nos falta ver que lo encomendado por nuestro congruente Presidente se cumpla.

La siguiente administración deberá tomar la estafeta con los funcionarios que hicieron bien su labor y mejorar lo que se quedó pendiente.

Una Presidenta es una estructura de resultados logrados por un gran equipo, y de manera puntual así será. Veremos un gran diseño de estrategias vitales para la mejora y progreso del país.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *