Más

Suscribirse

Redes Sociales

El 57 % de los padres dominicanos usa el castigo físico como disciplina, según un estudio

El 57 % de los padres dominicanos utiliza el castigo físico como principal método de corrección disciplinaria de sus hijos, pese a que solo el 8 % lo considera necesario para su educación, según un estudio de la organización World Vision República Dominicana divulgado.

De acuerdo con investigación Bienestar de la Niñez de esta organización no gubernamental realizada en 2022 en las provincias dominicanas de Dajabón, Montecristi (ambas en el noroeste del país), El Seibo (este), San Cristóbal y Santo Domingo (sur), “el 55 % de los adultos en las comunidades evaluadas no estaría en disposición de denunciar un caso de abuso infantil, ya que no se sentiría seguro”.

En opinión de los adolescentes y adultos entrevistados para este estudio, las principales acciones nocivas para la niñez existentes en las comunidades son trabajo forzado o explotación infantil, castigos con quemaduras o uso de fuerza excesiva, maltrato verbal, embarazo y uniones tempranas, siendo esta última la práctica más identificada.

Para la organización cristiana, estas estadísticas “nos hacen un llamado a la reflexión, pero, más importante aún, a la acción y a la articulación de políticas públicas como la propuesta de aprobación en el Congreso Nacional de la Ley de Crianza Positiva, para continuar fortaleciendo el marco legal para la protección de la niñez, especialmente la más vulnerable”.

La representante en el país de World Visión Elicaury Bautista destacó que la Ley de Crianza Positiva contribuiría a la disminución de prácticas humillantes y delitos sexuales y la reducción del embarazo en adolescentes.

Indicó que esta ONG promueve propuestas, leyes y metodologías, como el programa “Crianza con Ternura”, con los distintos actores del sistema de protección de niños, niñas y adolescentes “para prevenir y responder frente al abuso, la explotación y negligencia de las que son víctimas miles de niños en República Dominicana”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *