Más

Suscribirse

Redes Sociales

El 36 % de habitantes rurales chinos cree que dote nupcial debe superar los 14.000 dólares

Pixabay
Pixabay

Un estudio realizado en las zonas rurales de China reveló que el 36 % de los encuestados creen que la dote matrimonial debería superar los 100.000 yuanes (13.898 dólares, 12.829 euros), informaron medios locales.

La encuesta, llevada a cabo de manera conjunta por la Universidad de Wuhan y la Academia China de Ciencias Sociales, indica que el 34 % de los encuestados en ciudades considera que el monto apropiado se encuentra en el rango de 100.000 a 200.000 yuanes (entre 13.898 y 27.797 dólares, 12.829 y 25.658 euros), mientras que en las zonas rurales este porcentaje sube al 36 %, según el informe publicado hoy en Weibo -semejante a X, censurado en China-, donde el tema se ha convertido en tendencia.

El sondeo destaca también que el 33 % de los encuestados en ciudades considera que la cantidad se encuentra entre 10.000 y 100.000 yuanes (entre 1.390 y 13.898 dólares, 1.283 y 12.829 euros), mientras que en las zonas rurales este porcentaje sube al 40 %.

Si bien la práctica de otorgar una dote en las uniones matrimoniales está cada vez más cuestionada en el gigante asiático, la investigación señala que persiste con cifras significativas tanto en zonas urbanas como rurales, a pesar de una creciente concienciación sobre el tema.

Un 21 % de los encuestados en ciudades cree que no debería existir un monto específico como dote, frente a un 13 % en las zonas rurales, una brecha que refleja una mayor apertura hacia tradiciones más flexibles en las áreas urbanas.

Otro aspecto destacado del estudio es la percepción que tienen los ciudadanos chinos sobre el divorcio.

Un 42 % de los encuestados urbanos considera que la tasa de divorcio ha aumentado, mientras que en las zonas rurales este porcentaje baja al 32 %.

Aunque la información se basa en la percepción y no en datos oficiales, el estudio sugiere una posible correlación entre las zonas con mayor cuestionamiento a la dote y una menor percepción del aumento del divorcio.

El informe se publica unos días después de que el condado de Chongyi, en la provincia de Jiangxi (centro), lanzara una iniciativa para “promover la reforma de las costumbres matrimoniales”, consistente en ofrecer incentivos a las familias que no pidan ni reciban dote al contraer matrimonio.

La medida se aplicará a las parejas y a los suegros que acepten “cero dote” o una “dote reducida”, definido como un regalo o una suma de dinero inferior a 39.000 yuanes (5.400 dólares, 5.000 euros) que el novio entrega a la novia.

El alto costo de las dotes matrimoniales, que paga tradicionalmente el novio a la familia de la novia, y de los banquetes de boda son uno de los obstáculos a los que se enfrentan los hombres que buscan esposa en el país asiático, especialmente en áreas rurales.

El año pasado, el Comité Central del Partido Comunista Chino (gobernante) y el Consejo de Estado (Ejecutivo) publicaron un documento que tenía como propósito “tratar problemas como las altas dotes matrimoniales” en las áreas rurales.

Las autoridades centrales pidieron a las localidades que “formulen normas para cambiar las costumbres de acuerdo a las condiciones de cada lugar” y que “fortalezcan el papel de las regulaciones” en las zonas rurales.

El número de nuevos matrimonios en China fue de 6,83 millones en 2022, la cifra más baja desde que comenzaron los registros en 1986.

China informó de un descenso de su población en 2022 y 2023, las primeras contracciones desde 1961, cuando el número de habitantes se redujo como consecuencia de la fallida política de industrialización del Gran Salto Adelante y la consiguiente hambruna. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *