Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ejercito de Burkina Faso mata a 39 presuntos terroristas en el oeste del país

El Ejercito de Burkina Faso anunció este viernes que mató a 39 supuestos terroristas en una operación militar realizada en varias localidades de la provincia de Banwa, en el oeste del país, lo que ocasionó también la muerte de un soldado y varios heridos.

En un comunicado, recogido por la radio local Oméga, el Ejército burkinés informó de que esta operación, denominada “Feleho”, comenzó el pasado 1 de diciembre y combina ofensivas terrestres con ataques aéreos y de artillería.

Durante la ofensiva se destruyeron varias bases terroristas y se desactivó un artefacto explosivo de fabricación casera.

“El 2 de diciembre, una unidad fue atacada por un grupo terrorista” en el departamento de Bondokuy y “al menos 15 terroristas murieron”, indicó el comunicado.

“El 7 de diciembre, las unidades tendieron una emboscada a un grupo de terroristas cerca de (la localidad de) Ouarkoye. 24 terroristas fueron neutralizados”, añadió.

“Desgraciadamente, un soldado perdió la vida al principio de la operación” y una docena resultaron heridos.

Según el comunicado, la operación “Feleho” tiene como objetivo “asegurar la provincia de Banwa desmantelando las bases terroristas que se han asentado allí y poniendo fuera de combate a los terroristas que perturban la paz de la población”.

El Ejercito aseguró que la situación de seguridad ha mejorado “significativamente” en la provincia de Banwa desde el comienzo de esta operación.

Burkina Faso soporta frecuentes atentados yihadistas desde abril de 2015, perpetrados por grupos ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico y cuyas acciones afectan a diez de las trece regiones del país, especialmente al norte.

El país ha sufrido dos golpes de Estado este año: uno el pasado 24 de enero, dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, y otro el pasado 30 de septiembre, por el capitán Ibrahim Traoré, actual jefe de Estado del país.

La toma del poder por los militares tuvo lugar en ambas ocasiones tras el descontento entre la población y el Ejército por los frecuentes ataques yihadistas, que mantienen desplazadas a más de 1,7 millones de personas, según datos del Gobierno. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *