Más

Suscribirse

Redes Sociales

EEUU confía en que este año comience a bajar el número de muertos por epidemia de opioides

EFE
EFE

Las políticas de reducción de daños y de prevención están empezando a tener efecto en la reducción del número de muertes por consumo de opiáceos sintéticos en EEUU, que se disparó durante la pandemia de covid-19, asegura Rahul Gupta, director de la política antidrogas de la Casa Blanca.

“En 2022 y 2023 hemos visto, en gran medida, un aplanamiento epidemiológico estadístico de la curva (de muertes por sobredosis) hasta unos 100.000 estadounidenses que mueren cada año”, indicó Gupta, director de la Oficina Política para el Control de Drogas, en una entrevista concedida a EFE en Viena.

Según los datos oficiales, las muertes por fentanilo, un opioide sintético 50 veces más potente que la heroína, suponen el 70 % de esos 100.000 fallecimientos por sobredosis.

Gupta, que ha participado en Viena en una reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, recordó que en los últimos 15 años hubo un aumento progresivo de las muertes por fentanilo, que se dispararon un 30 % entre 2019 y 2021, en parte por los efectos de la pandemia.

Se estima que un millón de personas han muerto en los últimos 20 años por la epidemia de consumo de opioides.

Gupta, el primer doctor en medicina en ocupar este cargo, recordó que, normalmente, las curvas epidemiológicas llegan a un pico, se estabilizan y luego comienzan a caer.

 

Redoblar esfuerzos

“Confiamos en que el trabajo que se está haciendo está teniendo efecto”, señaló en relación a las políticas de reducción de daño, que se están aplicando por primera vez, la prevención y la inversión de 83.000 millones de dólares en tratamientos.

“Esperamos que este año sea el momento de redoblar el esfuerzo y empezar a ver el declive” del número de muertos, confió.

Gupta recordó que en EEUU ha habido un “vuelco” y un cambio “histórico” en la política de drogas que aplicó las últimas décadas, centrada en encarcelamiento y el suministro, hacia una visión donde el control de la demanda gana más importancia.

Por ejemplo, dijo que el presidente, Joe Biden, ha emitido perdones sobre la posesión simple de marihuana, ya que son condenas que “destruyen vidas” porque la gente no puede acceder a créditos para estudiar o conseguir un trabajo.

Gupta dijo que el 65 % de los 2 millones de presos en EEUU está condenado por adicciones y que, hasta ahora, el tratamiento dentro de las cárceles era muy inconsecuente y muchos mueren por uso de drogas al salir de prisión.

“Queremos tratamiento universal tras los muros, porque sabemos que cuando se ofrece tratamiento, cuando la gente sale y tiene un trabajo, no vuelve a prisión, la criminalidad se reduce y se ahorra dinero”, dijo.

En el lado del suministro, Gupta dijo que ha habido progresos en los contactos con China para que controle la producción y el envío de los precursores químicos que se usan para elaborar el fentanilo que llega luego a EEUU.

China, según dijo, ha mostrado más compromiso y ha aplicado más controles a su industria química.

Con todo, Gupta lamentó que esa colaboración aún no ha reducido las cantidades “sin precedentes” de fentanilo que entran por la frontera sur de Estados Unidos.

También animó a China a que se una a la coalición internacional de 151 países, liderada por Estados Unidos, para la lucha contra las drogas sintéticas.

Respecto a México, donde se produce parte del fentanilo que llega a Estados Unidos, Gupta dijo que el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha interpelado a China sobre la llegada de precursores.

“Ni López Obrador ni nadie quiere que precursores químicos lleguen a sus costas para que alimenten la violencia y la criminalidad dentro de su país, nadie quiere eso”, dijo el experto estadounidense.

 

Amenaza de las drogas sintéticas

Respecto al riesgo de que la legalización del uso recreativo del cannabis, aprobado por 20 Estados en EEUU, aumente el consumo, Gupta dijo que aún no hay datos que indiquen esa tendencia pero sí ha afectado a la percepción del riesgo.

“Esto significa que tenemos que trabajar más para que los jóvenes comprendan y sigan comprendiendo los riesgos de cualquier droga, ya sea el alcohol, el tabaco, el cannabis o cualquier otra”, alertó.

Gupta también se refirió a la creciente amenaza de las drogas sintéticas, más fáciles y baratas de elaborar, y que, según la ONU, está dominando el mercado.

La coalición contra estos estupefacientes liderada por EEUU ha servido, aseguró, para “difundir el mensaje y conseguir que la gente actúe, se vuelva más activa y actúe”

“Creo que era muy importante y necesario que el mundo despertara ante el azote de las drogas sintéticas”, concluyó el médico estadounidense. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *