Más

Suscribirse

Redes Sociales

EEUU asegura que China ya tenía un centro de espionaje en Cuba en 2019 o incluso antes

El Gobierno de Estados Unidos aseguró que China ya tenía un centro de espionaje en la isla desde 2019, o incluso antes, y lo enmarcó en los esfuerzos de Pekín para ampliar sus servicios de inteligencia en todo el mundo.

La Casa Blanca desclasificó este sábado información de sus servicios de inteligencia, que envió a EFE, y que revela el alcance de las supuestas actividades de espionaje de China en Cuba.

Según esos reportes de inteligencia, cuando el presidente estadounidense, Joe Biden, llegó a la Casa Blanca en enero de 2021, recibió información de que China estaba intentando expandir sus servicios de inteligencia en todo el mundo con la creación de centros de espionaje en Latinoamérica, Oriente Medio, Asia y África.

Esos esfuerzos de China supuestamente incluían “instalaciones de recolección de inteligencia” en Cuba, un término que puede incluir desde centros con decenas de espías hasta un simple puesto de escucha equipado con una antena.

Esa “instalación de recolección de inteligencia”, cuyo aspecto no especificó la Casa Blanca, fue presuntamente renovada en 2019, de acuerdo con la información desclasificada.

En base a esas informaciones, queda claro que Washington tenía información de actividades de espionaje de China en Cuba desde 2019 o incluso antes.

Esta desclasificación de nueva información llega después de que el jueves The Wall Street Journal publicara que China y Cuba habían llegado a un acuerdo para construir un gran centro de espionaje en la isla, algo que el Ejecutivo cubano negó categóricamente.

Al principio, la Casa Blanca calificó de “inexacta” esa información de The Wall Street Journal; pero este sábado accedió a dar detalles a la prensa.

La publicación de la información de The Wall Street Journal hizo que a Biden le llovieran las críticas de la oposición republicana, especialmente de los representantes en el Congreso de Florida, donde vive buena parte del exilio cubano.

Este sábado, el funcionario estadounidense que divulgó la información de inteligencia enfatizó que Biden “heredó” este problema de su antecesor, el republicano Donald Trump (2017-2021).

Según esa fuente, nada más llegar a la Casa Blanca, Biden pidió a su equipo que resolviera este problema y, tras meses de diplomacia “discreta”, se ha conseguido ralentizar la supuesta expansión de los servicios de inteligencia de China por todo el mundo, incluido en Cuba.

Tras la publicación del artículo de The Wall Street Journal, el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, aseguró en una declaración a los medios que se trataba de “informaciones infundadas”, “calumnias” y “falacias” para justificar las sanciones de Estados Unidos contra Cuba y desestabilizar la isla.

Por su parte, el Gobierno chino acusó a Estados Unidos de “difundir rumores y calumnias”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *