Más

Suscribirse

Redes Sociales

EEUU aporta unos 444 millones de dólares en ayuda adicional a Yemen

Estados Unidos anunció este lunes una contribución de “más de 444 millones” de dólares adicionales en ayuda para Yemen, lo que eleva a unos 5.400 millones el valor de la respuesta humanitaria dirigida a ese país desde el inicio del conflicto.

Esa financiación se canalizará a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, en inglés) y de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado estadounidense y permitirá a sus socios sobre el terreno respaldar a la población “más vulnerable”.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, indicó en un comunicado que hasta la fecha el apoyo estadounidense ha permitido que 2,2 millones de yemeníes eviten una inseguridad alimentaria aguda y que decenas de miles se vean en una situación de hambruna.

En el inicio de la conferencia de donantes organizada por los Gobiernos de Suiza y Suecia, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió hoy a la comunidad internacional 4.300 millones de dólares para apoyar a 17,3 millones de personas en Yemen (casi la mitad de la población nacional).

“Instamos a todos los donantes a contribuir generosamente para ayudar a recaudar los 4.300 millones de dólares que la ONU necesitará para brindar asistencia humanitaria a los yemeníes. Dos tercios de la población de Yemen -21,6 millones de niños, mujeres y hombres- necesitan ayuda vital”, dijo Blinken en su nota.

El jefe de la diplomacia estadounidense agregó que la asistencia humanitaria debe completarse con apoyo económico y para el desarrollo, porque estos más de ocho años de conflicto han conducido a la economía del país y a sus instituciones “al abismo”.

El año pasado, Naciones Unidas recibió de países y organizaciones donantes 2.200 millones de dólares, con los que entregó ayuda humanitaria a 11 millones de yemeníes. Esto contribuyó a que 2 millones menos de personas sufrieran malnutrición y dejara de haber otras en situación de hambruna.

“La comunidad internacional debe hacer todo lo posible para ayudar (…) a garantizar que los yemeníes vean los beneficios tangibles que puede traer la paz”, recalcó Blinken.

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al entonces presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

El pasado 2 de abril, las partes beligerantes alcanzaron un acuerdo para un alto el fuego que se extendió tres veces hasta que expiró, el 2 de octubre, al estancarse las negociaciones y ante la negativa de los hutíes de hacer ciertas concesiones. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *