Más

Suscribirse

Redes Sociales

“Ecuador crece sin desnutrición infantil” insta al próximo Gobierno a seguir “peleando”

EFE/ Ana Báez
EFE/ Ana Báez

El secretario técnico del programa oficial “Ecuador crece sin desnutrición infantil”, Erwin Ronquillo, afirmó a EFE que “la pelea” contra la desnutrición no es “problema de un solo gobierno ni de dos o tres”, sino que requiere medidas a “largo plazo”.

En la presentación este martes en Madrid del plan EU4SUN de cooperación entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe contra al hambre y la malnutrición, Ronquillo, en declaraciones a EFE, realizó “un llamado” al próximo Gobierno de Ecuador a “seguir esta política pública con un enfoque intersectorial” y “con el máximo nivel de compromiso”.

El próximo domingo el país elije nuevo presidente en una crucial segunda vuelta electoral entre la correísta Luisa González y el empresario Daniel Noboa.

En ese sentido, Ronquillo citó como ejemplo a Chile, que lleva cincuenta años trabajando para reducir este problema y tiene la menor tasa de desnutrición infantil de Latinoamérica.

“Ecuador crece sin desnutrición infantil” nació en 2020, con el gobierno del presidente Lenín Moreno, y en la gestión actual del presidente Guillermo Lasso “tomó el paraguas estratégico general que se había definido” y le sumó “una entidad, un plan, un presupuesto y una meta”, que llega hasta 2030, explicó el secretario técnico.

Ronquillo declaró que además quedará “un presupuesto definido por lo menos para los próximos dos años”, que el próximo Gobierno deberá continuar ejecutando, y un documento de transición muy detallado que demostrará “lo que encontraron, lo que dejan y lo que falta”.

Según cifras oficiales, la desnutrición crónica infantil en Ecuador se redujo un 20 % gracias a mejores cuidados y al seguimiento de esta cuestión que, según el secretario, “empiezan antes de que el niño nazca”.

Un problema multicausal

La desnutrición crónica infantil es un problema multicausal, contó Ronquillo, quien enumeró entre las causas el deficiente acceso a controles prenatales, la falta de lactancia materna, la carencia de un parto “institucionalizado”, la estimulación temprana y el acceso a agua y saneamiento.

Una de las prioridades fue establecer un “sistema interconectado” que recoja bases de datos de seis instituciones ecuatorianas sobre salud, protección social, desnutrición infantil y educación, entre otras áreas.

“Entonces, con todas esas seis bases de datos, construimos un sistema interconectado que nos permite hacer el seguimiento personalizado de las mujeres desde la gestación y, una vez que los niños nacen, de ellos y su desarrollo temprano”, detalló.

“Es un sistema que genera alertas a las instituciones para asegurarnos de que todos los beneficiarios reciban todas las atenciones”, relató, tras detectar programas orientados a esta cuestión, pero que eran “aislados”.

“No había una mirada integral, no había una sola mirada del Estado respecto a cada sujeto de derecho”, pero eso ya cambió, pues el sistema les permite conocer a cada niño “desde que está en el vientre materno”, señaló.

Sin embargo, advirtió de que los recursos son “limitados”, por lo que desde esta entidad optaron por una “focalización de la política pública” en distintas secciones del país, mayormente en zonas rurales, donde existen las mayores necesidades. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *