Más

Suscribirse

Redes Sociales

Dos nuevos detenidos en Polonia acusados de espiar para Rusia

El viceministro polaco de Servicios Especiales, Stanislaw Zaryn, informó este martes de la detención de dos personas acusadas de trabajar para los servicios secretos rusos, con lo que ya son 20 los acusados de espiar para Rusia o Bielorrusia desde que empezó la guerra de Ucrania.

Según explicó Zaryn en un comunicado, el primero de los detenidos se encuentra bajo custodia policial desde el 1 de marzo y permanecerá bajo arresto preventivo durante al menos los próximos seis meses.

El otro acusado, que fue detenido este martes, “recopiló información sobre infraestructura crítica en las provincias de Pomerania y Cuyavia-Pomerania y acumuló datos sobre las actividades de los servicios y autoridades de seguridad”, según información oficial.

En la nota comunicada por el ministerio de Servicios Especiales polaco, que coordina la política fronteriza y los servicios de inteligencia y contraespionaje, se asegura que se dispone de pruebas de las actividades del acusado y de que “pasó la información obtenida a los servicios rusos”.

Además, se indica que el sospechoso confesó trabajar para Moscú desde al menos enero de este año, lo que ha detallado por escrito.

La noticia se produce cuando hace solo unos días Varsovia anunció el desmantelamiento de una red de nueve personas sospechosas de recopilar información para los servicios secretos de Rusia y de preparar “acciones de sabotaje” contra Polonia.

En una rueda de prensa en Varsovia el pasado 16 de marzo, el ministro polaco de Interior, Mariusz Kaminski, declaró que todos los detenidos eran extranjeros que habían entrado en el país desde la frontera oriental y que trabajaban “bajo la dirección de la inteligencia rusa”.

El ministro polaco aseguró que los detenidos llevaban a cabo un seguimiento de los suministros con destino a Ucrania a través de los ferrocarriles polacos y se estaban preparando para “paralizar” el tráfico en algunos puntos.

La semana pasada, la Guardia de Fronteras de Polonia anunció la construcción inminente de un sistema de vigilancia electrónica a lo largo de la frontera polaco-rusa de Kaliningrado (norte), para complementar a la triple barrera de alambradas que se comenzó a levantar en noviembre de 2022.

Desde el 19 de septiembre de 2022, Polonia no concede permisos de entrada a su territorio a ciudadanos rusos, con la excepción de casos humanitarios, disidentes políticos, diplomáticos o viajeros en tránsito y suspendió los permisos de trabajo a los portadores de pasaportes de la Federación Rusa. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *