Más

Suscribirse

Redes Sociales

Dirigente opositor crítica a Ortega por interés en abrir una embajada en Corea del Norte

El dirigente opositor nicaragüense desnacionalizado Félix Maradiaga criticó al Gobierno que preside Daniel Ortega por anunciar que abrirá una embajada en Corea del Norte.

“Considero que es una decisión irresponsable, que no solamente aisla más a Nicaragua, pero además involucra al país en conflictos geopolíticos ajenos con un costo innecesario para la ciudadanía”, señaló a través de una declaración pública Maradiaga, quien fue excarcelado y expulsado hacia EE.UU. por las autoridades nicaragüenses el pasado 9 e febrero junto a otras 221 personas.

La semana pasada, la esposa de Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo, anunció las intenciones de su Gobierno de abrir una embajada de Nicaragua en Corea del Norte.

“Corea del Norte es uno de los países más cerrados del mundo. Los países que tienen embajadas en Pyongyang son China, Cuba, Laos, Rusia, Siria y otros países más. Además de la apertura en sí de la embajada, lo verdaderamente preocupante es que la política exterior de mantener relaciones con países peligrosos como Corea del Norte, Rusia e Irán está tomando un rumbo cada vez más desenfrenado e irresponsable”, anotó Maradiaga.

“Ya es ampliamente conocido que esas relaciones solo generan un mayor aislamiento para Nicaragua, y que no traen ningún beneficio económico o comercial para los sectores exportadores del país”, agregó.

Para el dirigente opositor, ese tipo de relaciones “más bien nos alejan aún más de los mercados altamente competitivos para nuestros productos, como Europa y Estados Unidos, con quienes aún tenemos acuerdos de libre comercio”.

CÓMO EN LA GUERRA FRÍA

“Pero además del aislamiento comercial, lo más preocupante son las intenciones de establecer una relación político-militar con los enemigos más fuertes de las democracias occidentales”, advirtió Maradiaga.

A su juicio, ese tipo de relaciones del Gobierno sandinista “se basan en el profundo antinorteamericanismo de Ortega, y nos acercan peligrosamente a escenarios geopolíticos de conflicto en los cuales no deberíamos estar involucrados”.

Maradiaga consideró que “Ortega ha convertido a Nicaragua en un apéndice diplomático de Rusia y China”, y afirmó en ese sentido que “la dictadura está repitiendo los mismos errores que cometió el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) durante la Guerra Fría, al alinear a Nicaragua en conflictos geopolíticos que más bien atentan contra los intereses vitales de la nación nicaragüense”.

“En lugar de fortalecer nuestras relaciones exteriores para aumentar nuestras exportaciones de productos más competitivos, la dictadura coloca a nuestro país en el lado equivocado de la historia”, valoró.

Maradiaga auguró que “las implicaciones para la dictadura serán graves, tarde o temprano, pero lo más doloroso de esto es que el inocente pueblo trabajador termina pagando los platos rotos del fanatismo ideológico de la familia dictatorial en el poder”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *