Más

Suscribirse

Redes Sociales

Diputados aprueban a FF.AA. en seguridad pública hasta 2028

La Cámara de Diputados de México aprobó en los primeros minutos de este jueves el dictamen que mantendrá hasta 2028 la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, una reforma constitucional impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Aprobado en lo general y en lo particular con 339 votos a favor, 155 en contra y 2 abstenciones el proyecto decreto por el que se reforma el artículo quinto transitorio del decreto que deroga diversas disposiciones de la Constitución mexicana en materia de Guardia Nacional”, expresó el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel Miranda.

Luego de ocho horas de discusión, la mayoría parlamentaria del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados, los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y el del Trabajo (PT), junto con los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aprobó el proyecto con las modificaciones enviadas por el Senado mexicano, la semana pasada.

Ahora, la reforma constitucional será turnada a los congresos de los 32 estados del país, con el objetivo de que al menos la mitad más uno, la ratifiquen y así pueda entrar en vigor.

Con la aprobación se modifica el artículo quinto transitorio del decreto por el que se creó la Guardia Nacional en marzo de 2019 para que las Fuerzas Armadas estén en labores de seguridad pública hasta 2028 y no hasta 2024, como originalmente se aprobó.

El dictamen establece que serán “los nueve años siguientes a la entrada en vigor del presente decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, que el presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública”.

El pasado 4 de octubre, el Senado añadió la obligación de que se presente al Congreso mexicano un informe semestral sobre los resultados de las acciones de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública.

Además de la creación de una comisión bicameral que vigile de la Guardia Nacional y la posibilidad de llamar a comparecer a los titulares de la Secretarías de Seguridad Ciudadana, Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar).

Previamente, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de México había aprobado, sin cambios, con 28 votos a favor, 10 en contra y cero abstenciones.

Este miércoles, la organización Amnistía Internacional (AI) y decenas de organizaciones enviaron una carta al Gobierno de México para expresar su preocupación por el despliegue militar en territorio mexicano, que se profundiza con la reforma para que las Fuerzas Armadas realicen tareas de seguridad pública hasta 2028.

AI y las otras agrupaciones señalaron que esta reforma contradice los estándares internacionales de derechos humanos “y desconoce más de 15 años de evidencia que muestra el fracaso de la militarización como estrategia para controlar la violencia”.

Recordaron que las Fuerzas Armadas mexicanas han cometido numerosas violaciones de derechos humanos en años recientes y lo han hecho “generalmente sin rendir cuentas”.

POSICIONAMIENTOS

En la larga sesión, diputados de los siete grupos parlamentarios en el Congreso fijaron su postura ante el tema.

El diputado Óscar Cantón Zetina, del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dijo la reforma “busca brindar tiempo y confianza a las Fuerzas Armadas para fortalecer la seguridad pública hasta 2028 y lograr la consolidación de la Guardia Nacional”.

En tanto, Mariana Gómez del Campo, del conservador Partido Acción Nacional (PAN) señaló que en su grupo votaría en contra del dictamen “porque se pretende aprobar una prórroga de la presencia militar en las calles sin que exista ningún análisis serio que lo justifique ni un diagnóstico acerca de lo que ha funcionado y no ha funcionado en materia de seguridad”.

Carlos Iriarte, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que el dictamen “reafirma la ampliación del plazo de actuación de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad”, determina que esa ampliación “no puede transcurrir inobservada” y señala que su participación “será extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

Por su parte, Mirza Flores, del partido Movimiento Ciudadano (MC) indicó que “no hay estrategia de seguridad pública que funcione en un Estado democrático si no es por la vía civil” y Luis Ángel Espinosa, del Partido de la Revolución Democrática, (PRD) sostuvo que “la estrategia del gobierno actual es una estrategia fallida (…) tendremos una Guardia Nacional operada por Fuerzas Armadas y que operará en los estados sin tiempo y sin limitación”.

ANTECEDENTES

La semana pasada, el Senado mexicano había aprobado con 87 votos a favor y 40 en contra la reforma constitucional que mantiene a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

Las aprobaciones en la Cámara Alta y Baja se dieron en una etapa en la que crece la controversia en el país por las políticas de militarización de López Obrador, quien en septiembre promulgó una reforma legal que traslada al Ejército el control de la Guardia Nacional, un cuerpo que él prometió mantener civil al crearlo en 2019.

La actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad ha causado polémica en México por afrontar acusaciones de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y uso desproporcionado de la fuerza.

López Obrador, quien en campaña prometió devolver los soldados a los cuarteles, ha justificado el uso de los militares en tareas de seguridad para enfrentar el crimen.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *