Más

Suscribirse

Redes Sociales

Detenido alto cargo del sindicato tunecino tras una huelga nacional de peajes

La UGTT, principal sindicato de Túnez, denunció este miércoles la detención de uno de sus altos cargos después de haber llevado a cabo esta semana una huelga nacional de trabajadores de peajes- gestionados por una empresa pública- para exigir mejoras salariales.

En un comunicado, la central sindical, que asegura contar con un millón de afiliados, explicó que la Policía detuvo este martes por la noche en su domicilio al secretario general de la sección de autopistas, Anis Kaabi, por “haber provocado pérdidas financieras”. Su arresto, señaló, es “un golpe contra el trabajo sindical y una violación de los derechos sindicales y convenciones internacionales”.

Apenas un día antes, durante una visita sorpresa al cuatel de la Guardia Nacional en la capital, el presidente Kais Said pidió tomar medidas contra quienes “conspiran” contra la seguridad nacional o las empresas públicas.

“Aquellos que bloquean las carreteras y amenazan con bloquear las autopistas no deben beneficiarse más de impuniad”, defendió Said, que insistió en que el derecho sindical “no puede convertise en una tapadera con fines políticos”.

Como consecuencia, el sindicato de agentes de peajes convocó una segunda huelga de tres días a partir del próximo domingo así como una protesta frente al Ministerio del Equipamiento.

Durante la huelga del pasado lunes y martes, todas las barreas de los peajes de la compañía nacional Túnez Autopistas- que dispone de 1.400 empleados- fueron levantadas y los usuarios pudieron acceder de manera gratuita.

Esta detención podría agravar las tensiones entre el mandatario y el sindicato, que ha endurecido su discurso en los últimos meses contra las medidas “unilaterales” de Said, que en julio de 2021 suspendió el Parlamento, cesó al Gobierno y se hizo con plenos poderes para “preservar la paz social”.

Aunque la UGTT apoyó en un primer momento su iniciativa, calificada de “rectificación” del proceso revolucionario iniciado en 2011, ha criticado duramente la nueva constitución- que instaura un régimen “ultrapresidencialista”- y las últimas elecciones legislativas, con una abstención de cerca del 90% del censo.

A finales de diciembre, el sindicato anunció haber iniciado consultas con diferentes organizaciones nacionales, entre ellas la Orden de Abogaos y la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH), para lanzar un diálogo nacional “constructivo” y “al margen” de las tensiones políticas para salir de la crisis. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *