Más

Suscribirse

Redes Sociales

Desmantelan minas ilegales donde trabajaban 600 personas en parque protegido de Colombia

X
X

La Policía colombiana desmanteló tres minas ilegales de oro en el parque nacional natural Farallones de Cali, en el departamento de Valle del Cauca (suroeste), en las que trabajaban unas 600 personas, informó la institución

El director de la Policía, general William Salamanca, explicó en una rueda de prensa que los mineros “trabajaban por turnos” y que “cada 20 días iba un grupo de personas nuevo”.

Estas personas, agregó el oficial, no eran de la región, pues no tenían acentos parecidos a los de las personas que viven allí.

También detalló que detuvieron a once personas en la desarticulación de un grupo criminal denominado ‘Golden Cliff’ que coordinaba la explotación ilícita de oro en el área protegida.

La operación policial duró seis meses y estuvo dividida en tres fases con las que desmantelaron las tres minas de explotación ilegal de oro del parque.

El general indicó que “se estima que estos frentes mineros ilegales lograban extraer mensualmente cerca de 83.000 gramos de oro”.

Contaminación de aguas

En los Farallones nacen más de 30 ríos que suministran el 30 % del agua potable de Cali y otros municipios del Valle del Cauca, y esta operación criminal estaba “poniendo en riesgo el agua que brota de este parque”, explicó la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, en la rueda de prensa.

Por culpa de la minería ilegal y los altos niveles de mercurio y plomo, uno de los ríos que nace del parque, el Felidia, presenta cifras preocupantes de estos metales en su cauce.

Tras la primera fase de investigación, pudieron capturar 10 personas “clave”, y en una segunda fase “muy articulada”, limitaron el acceso al parque para no dejar que le llegara “comida a las personas” que estaban trabajando, lo que los obligó a salir de allí por necesidad.

Así consiguieron que de las 600, solo quedasen adentro unas 80 personas y arrancaron con la última fase en la que las autoridades llegaron hasta allá y detuvieron a los criminales, entre los que encontraron a un menor de 16 años.

Mujeres y niños

La investigación también le permitió a las autoridades encontrar que en las minas había prostitutas, en su mayoría migrantes, y niños.

Muhamad afirmó durante la rueda de prensa que en todo momento se respetaron los derechos humanos tanto de los mineros como de la población vulnerable implicada, y que operaron “sin violencia pero con contundencia”.

Celebran que los guardabosques ya han podido volver a sus puestos de trabajo, tras haber sido “expulsados por este proceso de minería ilegal”, e informan que ahora comienza la fase de consolidación en la que esperan “cerrar todas las bocaminas”.

Esta operación es una de las siete intervenciones de desmantelamiento que organizó la Policía este año, entre las que también se encuentra la hecha contra la tala ilegal en el Parque Natural Paramillo, en los departamentos de Córdoba y Antioquia (noroeste). EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *