Más

Suscribirse

Redes Sociales

Desabasto de medicamentos empeora salud de mexicanos

Pedro Hernández Müller

Hace ya dos años que las quejas por falta de medicamentos han sido constantes en México por parte de los pacientes de diversos padecimientos y sobre todo aquellos que sufren enfermedades crónico-degenerativas, toda vez que sus recetas deben surtirse mes a mes, y son más las veces que los traen a vueltas, para terminar diciéndoles que no hay medicina y si está en sus posibilidades, mejor lo compren porque no tienen fecha para surtirles sus recetas.

Para nadie es un secreto que el gobierno federal canceló o no renovó varios contratos con farmacéuticas porque tenían contratos con la administración de Enrique Peña Nieto, y se quería terminar con la supuesta monopolización, lo cual en teoría se escucha muy bien, pero en la práctica, no se consideró tener un plan B para firmar y surtir con otras farmacéuticas los medicamentos que se estaban cancelando.

Al principio de este desabasto, los padres de niños con cáncer fueron los primeros en levantar la voz, pues sus pequeños no estaban recibiendo las quimioterapias o la medicación necesaria.

Después las personas que sufren diabetes o hipertensión comenzaron a quejarse por el desabasto de metformina, insulina, antihipertensivos y ácido acetilsalicílico.
Ahora, la situación se ha tornado de gravedad, pues ya comenzó el desabasto de medicinas en medicamentos psiquiátricos y analgésicos opioides.
En este sentido, la Asociación Jalisciense de Medicina Paliativa ha lanzado una alerta nacional por el desabasto de medicamentos para aliviar el dolor como morfina, fentanilo y metadona.

FRENADA, ENTREGA DE FÁRMACOS PARA ENFERMEDADES MENTALES

Por su parte, la diputada de Movimiento Ciudadano, Tabita Ortiz, solicitó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dé solución a esta problemática, pues aquí el problema radica en que dicha comisión tiene congelada una regulatoria que frena la entrega de fármacos en enfermedades mentales.

Señaló que la Asociación Psiquiátrica Mexicana realizó una investigación porque alrededor de dos millones de personas padecen bipolaridad, ansiedad, esquizofrenia y déficit de atención, así que la falta de estos medicamentos afecta terriblemente la salud mental, provocando una inadecuada atención, además de serios padecimientos en un buen número de personas, pues como bien sabemos, con el Covid el número de personas con enfermedades mentales aumentó considerablemente.

Las principales enfermedades mentales que vieron crecer su número de pacientes son: depresión, ansiedad, trastorno bipolar y esquizofrenia y, de acuerdo con el coordinador de las causas de salud y bienestar del colectivo Nosotrxs, Andrés Castañeda, los reportes por escasez de fármacos para estos padecimientos ocupan el primer lugar, aún por encima del desabasto de medicinas para cáncer.

Critica la falta de una política farmacéutica nacional pues a través de un sistema integral se podría asegurar el abasto.

Denuncia las contradicciones que existen en el país por los medicamentos, pues mientras por un lado, los enfermos no pueden conseguir sus medicamentos, los niños de secundaria pueden tener clonazepam para hacer sus retos en redes sociales, por lo que se presume un mercado ilegal de este tipo de medicamentos.

De acuerdo con la organización Voz Pro Salud Mental, otro de los problemas, además de los contratos no renovados con algunas farmacéuticas, es que en las compras del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) algunas presentaciones para tratamientos psiquiátricos no se asignaron a ningún proveedor, lo cual retrasa el abastecimiento de insumos, aunado a ello, es que con la pandemia de Covid-19 la atención y los tratamientos se centraron en ello descuidando muchas otras enfermedades.

Según el reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), existen serias deficiencias en las adquisiciones de medicamentos, pues no se cumplió la demanda de 3 mil 485 claves de medicamentos pedidas por 41 instituciones públicas.

En cuanto a la auditoría 2021-1-19GYN-19-0132-2022, el Insabi adjudicó sólo el 30.1 por ciento de las claves pedidas. Del total de claves, se entregaron 1 mil 050, excluyeron 2 mil 435 y sólo se asignaron 986 de manera directa.

En el mismo reporte, la ASF señaló que hubo deficiencias en adjudicaciones directas para la adquisición de 986 claves y tampoco se dio a conocer cuántos medicamentos oncológicos entregó el Insabi.

El secretario de la Comisión de Salud, Éctor Ramírez Barba, pidió a los partidos políticos ponerse a trabajar en repensar el sistema de salud de México, al tiempo que alertó por la falta de coordinación entre el Insabi y el IMSS Bienestar.

Un informe del Instituto Farmacéutico México (Inefam) señaló graves fallas en el abasto, pues de 191 mil 777 millones de pesos destinados para compra bianual de medicamentos, sólo se repartieron 110 mil 439 millones de pesos, lo cual deja en claro que seguirán faltando medicinas.

Especialistas destacan la importancia de llenar huecos en todos los niveles de gobierno, pues de la manera en que se viene trabajando, el desabasto de medicamentos continuará todo el 2023, afectando a varios pacientes que han llegado al grado de no contar ni siquiera con un paracetamol, para lo más básico de su tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *