Más

Suscribirse

Redes Sociales

Denuncian la humillación pública de funcionarios australianos por demorarse en el lavabo

Pixabay
Pixabay

Funcionarios australianos han denunciado que sus nombres son supuestamente escritos en una pizarra por demorarse cuando van al lavabo en horario laboral, lo que fue calificado de “humillación” durante una sesión parlamentaria.

En el Comité Legislativo de Asuntos Comunitarios celebrado hoy en Camberra, el senador independiente David Pocock explicó que empleados de la central telefónica de Services Australia que no cumplían con el plazo de cinco minutos para tomarse un descanso durante sus horas de trabajo afrontaban medidas disciplinarias.

El senador Pocock dijo que “cualquier tiempo que esté por encima de los cinco minutos y que se le ha ‘robado’ a la agencia es escrita, en algunos casos, en un pizarrón (de las oficinas de Services Australia)”, según informó la cadena pública australiana ABC.

“¿Cómo puede ser aceptable utilizar los minutos de alguien que se toma un descanso de cinco minutos para ir al baño para poner eso en una pizarra y humillar públicamente a la gente de tu (propia) agencia?”, cuestionó el senador al mencionar una de las supuestas medidas disciplinarias aplicadas por Services Australia.

El supuesto “fraude horario” puede ser controlado en virtud de que los trabajadores de la centralita de Services Australia, que se encarga de atender asuntos de la Seguridad Social como las ayudas a las personas vulnerables, deben ingresar unos códigos en sus ordenadores cada vez que se apartan de sus ordenadores.

Sin embargo, el vicedirector ejecutivo de Services Australia, Jarrod Howard, explicó en la sesión legislativa que el ingreso de estos códigos sirve principalmente para gestionar el tráfico de llamadas, al tiempo que negó que la agencia gubernamental esté cronometrando el tiempo de las pausas, según reportó la ABC.

El recientemente nombrado director ejecutivo de Services Australia, David Hazkehurst, prometió hoy investigar estas denuncias, que de ser ciertas, son “inaceptables”.

Las supuestas medidas aplicadas por Services Australia habrían sido implementadas para agilizar la atención de las llamadas del públicos, según un artículo del diario The Guardian publicado el 18 de enero pasado y que fue presentado hoy ante el Comité parlamentario.

La agencia ha sido criticada en múltiples ocasiones por el tiempo – de hasta casi una hora- que se demora en atender las llamadas, a pesar de que el ministro de Servicios Gubernamentales, Bill Shorten, aseguró recientemente que se han reclutado 3.000 empleados más para solucionar este problema. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *