Más

Suscribirse

Redes Sociales

Del preciado cuero de Hermès, a los vestidos de Isabel Sanchis

EFE
EFE

Abraham de Amezaga

La firma francesa Hermès volvió a convertir el cuero en la estrella de su colección para el próximo otoño-invierno, que ha desfilado con éxito este sábado en la Semana de la Moda parisiense.

En abrigos, vestidos, chaquetas, faldas y pantalones, se vale de su material fetiche, junto a la seda, para demostrar igualmente que no hay quien le gane en ese terreno.

En un espacio efímero, creado dentro del recinto de la Guardia Republicana, el negro lo cubrió todo: desde las paredes a los suelos, pasando por los asientos listos para acoger a los invitados.

Como era de esperar, este color se dejó ver de modo destacado en el desfile, donde lo más llamativo en cuanto a la puesta en escena fue una constante cascada de lluvia, durante los pocos más de diez minutos que ha durado el pase.

La colección nace pensada en una mujer urbana que aprecia las prendas inspiradas en el mundo del motociclismo, así como en el universo ecuestre, tan unido a Hermès.

Un guiño a la actividad originaria de este sello fundado en 1837, donde “todo cambia y nada cambia”, como le gustaba repetir a Jean-Louis Dumas, su presidente más añorado, que empezó haciendo sillas de montar.

Y como además del caballo el primer cliente de Hermès fue la amazona, no podían faltar en el desfile las botas altas y una chaqueta completamente inspirada del universo de la equitación, como ejemplos.

Aparte del cuero, la seda y el cachemir van a seguir imponiéndose el otoño-invierno venidero entre quienes apuesten por la excelencia en el apartado de tejidos. En el universo de colores, tierra, rojo, gris claro y el sempiterno negro.

Los apliques de metal, como en Loewe la víspera, se hacen presentes, aunque en este caso diminutos y redondeados. Otra tendencia que se verá sin duda dentro de seis meses.

Bolsos icónicos, como el Birkin, el Bolide o el Constance, han acompañado más de un look, dejando en evidencia su peso de valores seguros, y hasta de inversión.

Entre las invitadas españolas al desfile de la firma, figuraba la actriz vitoriana Susana Abaitua.

Glamour “Made in Valencia”

Por otro lado, la diseñadora valenciana Isabel Sanchis presentó su última colección en la capital gala a la prensa y los compradores internacionales. Se trata de la que desfiló hace unas semanas en la Madrid Mercedes-Benz Fashion Week, inspirada en la Naturaleza.

Isabel Sanchis, uno de los grandes nombres de la moda española actual, tenía por costumbre desfilar durante la Paris Fashion Week. Y lo hacía en los suntuosos salones de la Embajada de España en Francia.

“Fue hasta justo antes de la pandemia, aunque es algo que tenemos intención de retomar en un futuro cercano”, explicó la creadora a EFE.

La presentación de la colección otoño-invierno 2024/25 de Sanchis tiene lugar en el prestigioso Hotel Ritz, hasta mañana domingo. En ella destacan sus vestidos con volumen en ricos tejidos, y donde el estampado de la naturaleza y la escultura, entre otros, tienen gran peso. En cuanto a colores, mencionar los tierra y caramelo.

“El 90% de nuestros clientes están en el extranjero, en países como los Estados Unidos o los Emiratos Árabes”, ha subrayado la diseñadora, orgullosa de que “toda la producción se realiza en Valencia”.

Allí cuentan, además, con una boutique. En un futuro plantean abrir otra, en esta caso en Madrid. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *