Más

Suscribirse

Redes Sociales

Declaran culpables a dos jóvenes de matar a niñas de 7 y 10 años en Nicaragua

Una jueza nicaragüense encontró este martes culpables a dos adolescentes de asesinar a dos niñas de 7 y 10 años, respectivamente, un hecho registrado en septiembre pasado y que conmovió a las familias en Nicaragua.

Los nicaragüenses Alfredo Antonio Lara Ortiz, de 19 años, y su pareja, Alison Yahosca Salgado Rugama, de 18 años, fueron hallados culpables por el delito de asesinato agravado y violación en grado de tentativa por la jueza del caso, Aleyda Irías.

Un tercer sospechoso de participar en ese crimen, un menor de 16 años, hermano de la joven, está siendo procesado por un juzgado para adolescentes de Managua.

La fiscal auxiliar nicaragüense Belissa Martínez, de la Unidad Especialidad contra los Delitos de Género, pidió a la judicial que imponga la pena de prisión perpetua o 60 años de cárcel a los dos jóvenes por los dos asesinatos agravados, más 40 años por la complicidad en las dos violaciones en grado de tentativa, para un total de 100 años.

Te podría interesar: ONG dice que migrantes adolescentes son presa de criminales en México

La jueza Irías concluyó que los implicados “son culpables de los hechos acusados”, con base en la acusación y las pruebas recopiladas por la Fiscalía de Nicaragua.

El “horrible crimen”, según la Policía Nacional de Nicaragua, ocurrió cerca de la medianoche del pasado 2 de septiembre en Ciudad Belén, una ciudadela ubicada al este de Managua.

Las niñas, que eran hermanas, identificadas con iniciales I.J.U., de 7 años, y M.J.U., de 10 años, fueron encontradas cerca de la medianoche del lunes 5 de septiembre en un predio baldío cercano al parque de Ciudad Belén envueltas en un colchón, según el informe de la Policía Nacional.

En el caso de la niña de 7 años fue asesinada por asfixia mecánica (por sofocación), y la de 10 años, “por trauma craneoencefálico severo, causado con objeto contundente, presenta equimosis de color verde, en la región del pubis”, de acuerdo con la investigación policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *