Contratos amañados en el IMSS de Tamaulipas

185 vistas
8 min lectura
Twitter

Javier Mendoza Banda, jefe de Prestaciones Médicas, y la delegada estatal del Seguro Social, mienten para favorecer a sus proveedores favoritos y embolsarse dinero ilegal

Los más importantes preceptos de la 4T de Andrés Manuel López Obrador –“no mentir, no robar, no traicionar”– son violados con total impunidad por directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas. 

Y como si estuviéramos en sexenios pasados, el precepto de “el que no transa, no avanza”, es lo que predomina, sin importar el saqueo y las irregularidades que derivan en delitos.

Eso es lo sucede en el IMSS de Tamaulipas, donde la delegada estatal de ese instituto, Velia Patricia Silva Delfín, y Javier Mendoza Banda, jefe de Prestaciones Médicas, mienten, roban y traicionan, manipulando la normatividad en las compras y otorgando contratos a empresas proveedoras afines a ellos.

Y pese a que existen audios y testimonios directos, los servidores públicos aludidos niegan los hechos y se hacen los desentendidos.

Esta es la historia, de la cual ya acusó de recibido la Secretaría de la Función Pública…

EL AUDIO FILTRADO

Al iniciar la segunda semana de julio, se filtró en internet un audio que causó escándalo en Tamaulipas. En la grabación se escucha cómo, de manera amenazante y prepotente, Javier Mendoza Banda, jefe de Prestaciones Médicas, le exigió al director del IMSS Nuevo Laredo, Alejandro Soto Villa, que no firmara ninguna factura que no proviniera de Capace Medical. S.A. de C.V. 

La “petición” fue expresa y tajante: el jefe de Prestaciones Médicas le ordena al director del IMSS Nuevo Laredo, comprar sin licitación –de manera directa–, a la empresa Capace Médical S.A de C.V. 

Ante esa exigencia, el director Soto Villa cuestiona sobre qué hacer, si las empresas a las cuales le fue ordenado comprar no tienen los productos solicitados y si autoriza cotizar con otras. Pero la respuesta es negativa. “No se ha cotizado nada con quien se les dijo, no existe una sola cotización. Yo te dí una instrucción acerca del tema”, atajó Javier Mendoza Banda, quien, dicho sea de paso, no tiene facultades para intervenir en las compras del IMSS.

El tema arreció cuando el director del IMSS Laredo, Alejandro Soto Villa; el subdirector Administrativo Víctor Alejandro Osorio Galán, y el jefe de Abasto, Mario Steve Rocha Ramos, confirmaron la llamada de Mendoza Banda.

Javier Mendoza, de manera grotesca y amenazante, dio instrucciones de que se le comprara al proveedor que se le indicó, refiriéndose a la empresa Capace Medical, y siguió́amedrentándonos por la llamada, que él recibía órdenes y que quería saber si nos manejábamos solos o quién no quería acatar sus órdenes”, apuntó el director del Hospital del IMSS en Nuevo Laredo.

A la víspera, la delegada estatal del IMSS –Velia Patricia Silva Delfín–, emitió un comunicado a los medios, en donde tachó de falso el audio y señaló que se abriría una investigación para ubicar a quien difundió la grabación, pero jamás dijo que se indagaría al jefe de Prestaciones Médicas, Javier Mendoza Banda. Así, sin más…

El 8 de julio, el director Alejandro Soto Villa, el subdirector Administrativo Víctor Alejandro Osorio Galán, y el jefe de Abasto Mario Steve Rocha Ramos, manifestaron que la delegada estatal del IMSS sí tuvo conocimiento que el audio era auténtico y que los servidores públicos de ese hospital informaron a Velia Patricia Silva Delfín la “coacción y presión” laboral de Javier Mendoza Banda.

Trabajadores del nosocomio apuntan que Javier Mendoza Banda, el jefe de Prestaciones Médicas aludido, es el hombre de todas las confianzas de Velia Patricia Silva Delfín para obligarlos a realizar contratos directos con empresas proveedoras de medicinas, mantenimiento y equipo médico, afines a ellos, pues se llevan una tajada de esos contratos discrecionales e ilegales.

VELIA PATRICIA SILVA NO ES AJENA A ESCÁNDALOS

Los mismos trabajadores del nosocomio del Seguro Social, consultados por Ángel Metropolitano, señalan que este no es el primer escándalo en donde la delegada de la 4T se ve involucrada, pues hace tiempo fue señalada y acusada por “abuso de poder y tráfico de influencias”, pues logró presionar para encarcelar a la doctora Azucena Calvillo, en el Estado de Durango, por presuntamente atentar contra la vida de su hermano cuando fue paciente en el IMSS de aquella entidad.

Velia Patricia Silva Delfín también cometió otro abuso de poder, pues violando la normatividad, ordenó vacunar con el biológico anticovid a todo su equipo de trabajadores –hasta a su secretaria–, pese a que no son médicos o enfermeras de primera línea. 

De igual forma, lo que sucedió en el hospital del IMSS de Nuevo Laredo no es nada nuevo para Velia Patricia, pues ese es precisamente su estilo, anotan las fuentes informativas: “la delegada (Velia Silva) es afecta a hacer contratos a modo, y si no le reditúan ganancias los proveedores de material médico o servicios, los cancela. Con el pretexto de la emergencia sanitaria por la pandemia, otorga contratos sin licitar, de manera directa, siempre y cuando le dejen ganancias económicas”.

Rematan las fuentes informativas: “Y si alguien quiere levantar la voz, o quejarse de ella, les recuerda que es delegada de la 4T y tiene el apoyo del presidente López Obrador y del director del IMSS, Zoé Robledo. Tal vez sea verdad, pues no obstante todas sus transas, sigue en su cargo, robando y mintiendo”. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Bill Gates y Soros buscan comprar Mologic: fabricante británico de pruebas de Covid-19

Siguiente noticia

México, por el bronce en Softbol