Contrabando del genérico de Remdesividir desde Blangadés a México

1340 vistas
4 min lectura
Alfredo Jalife-Rahme

Como en todas las actividades “humanas” un medicamento que puede ser benéfico para el tratamiento del Covid-19, como es el caso de Remdesivir de la empresa Gilead, es motivo de suculentas ganancias de parte de los abundantes contrabandistas, en este caso, desde Bangladesh y la India, según Wall Street Journal (https://on.wsj.com/3xLcSOL).

El nombre comercial de Remdesivir es Veklury, administrado por vía intravenosa y suele ser usado para uso de emergencia en más de 60 países—otro grave error del polémico Gatell Ramírez fue haber negado su aprobación que finalmente COFEPRIS autorizó en casos de emergencia— y cuenta con la recomendación “condicional” de la polémica OMS.

En realidad, se pudiera decir que es un antiviral de amplio espectro que ha sido usado para el tratamiento de la hepatitis C, y las infecciones marburg y ébola. Por cierto, la no menos polémica FDA de EE. UU. aprobó su terapia desde el año pasado (https://bit.ly/3qnqkGk).

Durante su extraña infección por Covid-19, no pasó desapercibido que el entonces presidente Donald Trump había usado el Remdesivir (https://n.pr/3gRxhvY).

El precio en EE. UU. es de US$390, mientras que los seguros de salud privados pagan hasta US$520 por frasco. Se requiere de un tratamiento de 6 inyecciones que arrojan un costo total de US$3,120.

El origen empresarial de Gilead Sciences, fabricante de Remdesivir es perturbador: su presidente fue nada menos que Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa con Baby Bush. Sus ingresos son nada despreciables, del orden de US$22,450 millones en 2019.

Ahora las autoridades federales de EE. UU.  han capturado en sus aeropuertos los genéricos provenientes de Bangladés e India para su distribución en México que sigue siendo un paraíso para todo tipo de contrabando.

Según la empresa contable global Pricewaterhouse Coopers, con varios cadáveres contables en su clóset como Arthur Andersen, hoy desaparecida, calcula que la prescripción de medicamentos falsificados rebasa los US$200,000 millones (¡mega-sic!) al año.

WSJ afirma que la demanda de Remdesivir en México es muy alta, mientras que el Departamento de Seguridad del Hogar de EE. UU. investiga el fraude con los medicamentos contra el Covid-19.

En Colombia y en India, sus autoridades capturaron en enero pasado contenedor de una versión genérica del Remdesivir, por cierto, empresas en India, Egipto, Pakistán y Hungría manufacturan formas genéricas del Remdesivir.

Ahora se ha vuelto todo un tema las “vacunas fake” del Covid-19, como sucedió recientemente en Campeche con la vacuna rusa Sputnik V y su conexión con Honduras.

Es evidente que las agencias de EE. UU. se enfaden ante el cada vez más creciente contrabando de Veklury que es un negocio monumental.

http://alfredojalife.com

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Los pecados capitales de Irma Eréndira Sandoval

Siguiente noticia

Una tercera dosis de AstraZeneca podría ser efectiva contra variantes del virus