Más

Suscribirse

Redes Sociales

Continúan los combates en norte y centro de Gaza, con al menos 14 civiles muertos

EFE
EFE

Ataques de artillería y combates cuerpo a cuerpo entre soldados israelíes y milicianos tuvieron lugar en el norte y centro de la Franja de Gaza, según fuentes castrenses, mientras que un bombardeo aéreo causó al menos 14 muertos en el campamento de Nuseirat (centro), según fuentes médicas.

“Las tropas de las Fuerzas de Defensa de Israel continúan operando en el centro de la Franja de Gaza y mataron a varios terroristas durante el último día”, informó hoy un comunicado castrense, que habla de enfrentamientos “cuerpo a cuerpo”, además del bombardeo ayer contra un lanzador a la altura de Jabalia () después de que un ataque fuera interceptado en esta zona del norte del enclave.

Se produjeron otros ataques hacia las tropas, según el comunicado castrense, en la zona de Shejaiya, también en el norte, donde también fueron bombardeados lanzadores, además de “sitios militares, túneles e infraestructura” a lo largo de la Franja.

Por su parte, fuentes médicas denunciaron la muerte de la menos 14 personas, entre ellas mujeres y niños, en un bombardeo aéreo contra un edificio residencial en el campamento de refugiados de Nuseirat, informó anoche la agencia de noticias palestina Wafa.

“Fuentes locales informaron que aviones de combate israelíes atacaron un edificio residencial en el campamento, lo que provocó la muerte de al menos 14 civiles e hirió a varios más. La mayoría de las víctimas fueron niños y mujeres”, detalla Wafa.

El mortal ataque se produce en vísperas del Aid al Fitr, la festividad musulmana que marca el final del mes de ayuno del Ramadán, durante el que no se dio un alto al fuego en una devastada Gaza pese a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó una gracias a la abstención de EE.UU.

La guerra en Gaza ya ha provocado la muerte de más de 33.300 personas, en su mayoría niños y mujeres, y unos 76.000 heridos, según una cifra preliminar de ayer. Más de dos millones de personas han sido desplazadas y la mitad de la población sufre una falta de alimento catastrófica, que en el norte ya ha provocado al muerte de bebés por desnutrición y deshidratación.

Pese a la enorme crisis humanitaria, Israel mantiene cerrados la mayoría de los puntos de acceso terrestres al enclave y, al menos hasta anoche, también mantenía clausurado el de Erez (por el cual se accede al norte), según confirmó a EFE una fuente de la ONU, pese a haber anunciado hace cinco días que lo abriría, por primera vez, desde el ataque de Hamás del 7 de octubre. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *