Más

Suscribirse

Redes Sociales

Continúa la búsqueda de migrantes tras el naufragio con 63 muertos en Crotone

La búsqueda de los migrantes desaparecidos tras el naufragio de este domingo frente a las costas de Crotone, en la región de Calabria (sur de Italia), continuó este lunes, con nuevos operativos que se sumaron a las labores llevadas a cabo durante toda la noche, mientras que por el momento se han recuperado 63 cadáveres y han sido rescatados 82 supervivientes.

Los buzos recuperaron el lunes por la tarde el cadáver de una adolescente de 14 años, la última víctima mortal confirmada tras la tragedia, aunque según indicaron a EFE fuentes de la Organización Internacional para la Migración (OIM) la cifra de muertos podría llegar al centenar.

Desde primera hora de la mañana, la Capitanía del Puerto y la Guardia de Finanza emplearon buzos y helicópteros para las labores de búsqueda, ya que se temen muchas más víctimas después de que los supervivientes explicaran que en la embarcación, que partió hace cuatro días desde Turquía, viajaban unos 200 migrantes procedentes de Irak, Irán, Afganistán y Siria.

“Esto quiere decir que cerca de cien personas han perdido la vida, aunque nunca sabremos el número exacto”, afirmó el portavoz en Italia de la OIM, Flavio di Giacomo.

Entre las víctimas mortales contabilizadas hasta el momento hay 15 menores, entre ellos varios niños y un recién nacido, y 33 mujeres, según el ministerio del Interior.

De los supervivientes, 19 han tenido que ser ingresados en el hospital, mientras que el resto han sido trasladados al centro de acogida de la cercana localidad de Isola di Capo Rizutto.

Las imágenes compartidas por la prensa local muestran los pedazos de una embarcación de madera completamente destruida sobre la playa.

Aunque algunos supervivientes aseguraron que hubo una explosión, las autoridades creen que la embarcación se partió en dos, probablemente tras chocar contra una roca debido a la marejada frente a la costa de Steccato di Cutro, una ciudad en la provincia de Crotone.

Por el momento, cuatro hombres han sido detenidos como presuntos miembros del grupo de traficantes de personas que organizó el viaje de la embarcación desde Turquía, a pesar de las adversas condiciones meteorológicas, según los medios locales.

Según la información obtenida por la ONG Médicos sin Fronteras, que está prestando asistencia psicológica a los supervivientes, la barca partió de la localidad Smirne, en el extremo occidental de Turquía, hace cuatro días.

La tragedia se produjo tres días después de que el Parlamento italiano aprobase un nuevo decreto migratorio, elaborado por el Gobierno liderado por los ultraderechistas Hermanos de Italia, que modifica sustancialmente las operaciones de socorro de los buques de ONG.

Entre otras cuestiones, la norma obliga a pedir el desembarco tras el primer rescate de un grupo de migrantes y asigna puertos lejanos, en ocasiones a cuatro y cinco días de navegación.

Por ejemplo, Médicos Sin Fronteras denunció que su barco, el Geo Barents, está bloqueado en el puerto de Áncona (centro) por haber violado el controvertido decreto.

Por su parte el presidente de la República, Sergio Mattarella, llamó a “un fuerte compromiso de la comunidad internacional para remover las causas de fondo de los flujos de migrantes; guerras, persecuciones, terrorismo, pobreza, territorios inhóspitos por el cambio climático”.

Y el ministro de Interior italiano, Matteo Piantedosi, viajó este lunes a Francia para reunirse con su homólogo, Gérald Darmanin, y hablar de la gestión migratoria en el Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *