Contados, pero bien portados

35 vistas
2 min lectura
Foto: @miseleccionmx

En lo que fue el primer experimento, en contra de erradicar el tan problemático y engorroso grito homofóbico, que incluso le ha generado a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) multas y castigos, se probó con dos mil personas en las gradas del Estadio Azteca para un juego del Tri, todas bien identificadas, y así tener un control más minucioso de quien ingresa al futbol.

Y el máximo jerarca del balompié nacional, Yon de Luisa, quien se encargó personalmente de checar estos protocolos, comentó acerca de este plan que pretenden sea punta de lanza para que en marzo puedan aumentar el aforo, aunque sólo a partir de que estos duelos, ante Costa Rica y Panamá en casa, resulten como lo tienen planeado, con un comportamiento por nota de los aficionados.

“Vamos a esperar cómo se da este partido, pero estamos pensando que para el partido de Estados Unidos puedan ingresar unas 30 mil o 40 mil personas.

“Vamos a tener que multiplicar los recursos, ahora estamos sobrepasados, deberíamos tener más capacidad, tanto en los accesos al estadio, pero también en la seguridad”.

De Luisa aseveró en el sentido de que “nuestra idea es que en caso de que una persona incurra en un tema de discriminación, se le castigue, no a toda la afición, ni a la Selección Nacional, los jugadores son los menos culpables, el cuerpo técnico es el menos culpable.

“Creo que dentro de todas las Federaciones del mundo somos la que mejor trabaja con sus autoridades locales, con Conapred, con Concacaf y con la misma FIFA, y nos han felicitado, yo creo que el mensaje es que podemos hacerlo diferente, ya lo demostramos el año pasado, y no veo por qué no lograrlo ahora”.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Espectacular remontada de Rafa Nadal

Siguiente noticia

Florida: El frío y los vientos afectan cosechas y lanzamiento de un cohete