Más

Suscribirse

Redes Sociales

Conductores de Uber y Lyft piden en Florida mejores condiciones laborales

Grupos de conductores de Uber y Lyft realizaron caravanas en tres ciudades de Florida (EE.UU.) para reclamar mejores condiciones salariales y laborales, lo que ha significado la primera actividad del capítulo en este estado del Gremio de Conductores Independientes (IDG, en inglés).

En los aeropuertos internacionales de Orlando, Tampa y Miami se congregaron hoy decenas de conductores de estas plataformas de viajes compartidos con camisetas y pancartas, con las que reclamaron también el término del “injusto” sistema de desactivación que tiene la aplicación.

“Tiene que existir un respeto a esa persona que está dedicando el día, la noche, la madrugada, que está dedicando su vida”, dijo a EFE el cubano Antonio Fernández, uno de los más de 40 participantes de la concentración en un estacionamiento del aeropuerto de Miami, desde donde luego partió una caravana hasta el Tropical Park de esta ciudad.

Conductor de ambas plataformas desde hace casi dos años, y al que Uber le desactivó la cuenta de forma definitiva por alegatos sobre los que, señala, ha presentado pruebas para demostrar el error de la firma, Fernández criticó que las oficinas locales son incapaces de resolver las quejas de los afiliados a la aplicación.

“Pedimos consideración, por el tiempo de espera, por el traslado para recoger a un cliente, por la inversión que uno hace”, agregó Fernández, un estudiante universitario que rechazó otras ofertas laborales seducido por la flexibilidad que le ofrecían las plataformas y por la que decidió invertir en la compra de un vehículo.

“El dinero no puede ser más importante que nuestras vidas y nuestra seguridad. Esas compañías sin nosotros no son nada”, agregó el cubano, tras aludir a casos de conductores que han sido objeto de agresiones y hasta asesinato.

La semana pasada, un chófer de Uber Eats fue asesinado y descuartizado por un habitante en una casa en la que hizo un reparto, ubicada en el condado de Pasco, al norte de Tampa y en la costa oeste de Florida, según informaron las autoridades locales.

NUEVA FILIAL DE UN GREMIO NACIONAL

Las manifestaciones de hoy constituyeron la puesta en marcha de la filial floridana del Independent Drivers Guild (IDG), el gremio más grande del país de defensa de los conductores de estas plataformas y que representa a más de 250.000 afiliados en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Illinois, Connecticut y Massachusetts.

“A medida que los precios de la gasolina y otros gastos se han disparado en Florida, la paga no se ha mantenido y los conductores están luchando para alcanzar el punto de equilibrio”, señaló en una nota el presidente de este gremio, Brendan Sexton, quien pidió que las plataformas oigan a los conductores en este estado.

La organización se ha anotado importantes victorias, entre ellas el primer salario mínimo para los conductores en Nueva York, y el primero de su tipo en EE.UU., así como una opción de propina en la aplicación de Uber.

“Trabajamos más de 50 horas a la semana, pero aún luchamos para pagar nuestras cuentas. Un malentendido o un cliente molesto puede desactivarnos, quitándonos ingresos en un abrir y cerrar de ojos”, reclama Martín Rojas, de Orlando y conductor de estas aplicaciones.

Criticó que mientras estas firmas ganan miles de millones de dólares, los conductores no tienen “seguridad ni protecciones laborales”.

En febrero de este año, Uber dio a conocer que su facturación en 2022 se disparó un 82 %, hasta 31.877 millones de dólares, gracias al repunte de la actividad tras la pandemia de la covid-19, si bien las pérdidas llegaron a los 9.141 millones de dólares. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *