Más

Suscribirse

Redes Sociales

Condenan en Ecuador a 22 años de cárcel a hombre por femicidio

El Tribunal de Garantías Penales de la provincia de Orellana, en la Amazonía de Ecuador, sentenció a 22 años de prisión a Ángel Rafael A. G. como autor del femicidio de su conviviente, Ariana Rocío Ch., informó este jueves la Fiscalía.

El Ministerio Público señaló que las pruebas que presentó rompieron el principio de inocencia del procesado y desvirtuaron la teoría del caso de su defensa, que basó su argumento en la afirmación del procesado: “La dejé en la casa, viva, y me fui. Después me enteré, por las redes sociales, que alguien la mató”.

La fiscal del caso, Eulalia Rodríguez, expuso al Tribunal cinco pruebas -entre todo el conjunto probatorio- que colocaron al procesado en el lugar de los hechos y como autor del delito de femicidio.

Las más fuertes son la reproducción del testimonio anticipado de la hija de 9 años de la víctima, quien narró cómo sucedió el femicidio de su madre, el 21 de julio de 2022, ya que fue testigo presencial del hecho.

El doctor que practicó la pericia médico-legal al procesado -cuando fue aprehendido horas después del crimen- relató que Ángel Rafael A. G. dijo: “No sé por qué lo hice”.

Para tipificar este crimen como femicidio, la Fiscalía demostró la relación de poder que el victimario ejercía sobre la víctima, con los testimonios de los dos hermanos y de la madre de Ariana.

Ellos coincidieron en afirmar que ella vivía violencia física y psicológica por parte del ya sentenciado: la encerraba en la casa, le quitaba el teléfono celular, la aislaba de su familia y la amenazó varias veces.

“Hasta que el 9 de marzo de 2022, Ángel Rafael le puso un arma en la cabeza, diciéndole que la va a matar. Entonces, Ariana decidió pedir protección a la Policía, tramitar una boleta (orden judicial) de auxilio y separarse del hombre”, relató la Fiscalía.

Y añadió que el 21 de julio, la mujer “estaba por salir de la ciudad llevándose a sus hijas”.

“Sin embargo, Ángel Rafael impidió su partida. La convenció para que se suba en el auto y, después de llevarlas a comer, compró un cuchillo y las regresó a la casa. Allí apuñaló dos veces a la víctima y acabó con su vida”, indicó la Fiscalía en un comunicado.

Según la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo (ALDEA), Ecuador cerró 2022 con 332 feminicidios, la cifra más alta desde 2014, cuando se tipificó el delito del asesinato a una mujer por razones de género. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *