Más

Suscribirse

Redes Sociales

Condenan a seis años de prisión a expresidente de Corte Suprema colombiana

Un juez colombiano condenó a seis años de prisión a Camilo Tarquino, expresidente y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, por exigir dinero para interferir en decisiones judiciales, informó este miércoles la Fiscalía.

“El exfuncionario es responsable del delito de concusión como interviniente. De igual manera, (el juez) ordena la captura inmediata del sentenciado para que quede a disposición del Instituto Penitenciario y Carcelario (INPEC) y cumpla la pena en establecimiento carcelario”, detalló la Fiscalía en un comunicado.

EL CASO

El excongresista Musa Besaile fue arrestado en agosto de 2017 al descubrirse que pagó 2.000 millones (poco más de 431.000 dólares de hoy) para que no se conociera el expediente que lo vinculaba con paramilitares.

De esa investigación nació la trama conocida como el “cartel de la toga” en el que resultaron salpicados Tarquino y los también expresidentes de la Corte Suprema de Justicia Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos.

También formó parte de ese entramado de corrupción el entonces fiscal jefe de la Unidad Anticorrupción, Gustavo Moreno, y su socio, Leonardo Pinilla, condenados en Estados Unidos por recibir sobornos del exgobernador del departamento de Córdoba Alejandro Lyons.

El exgobernador huyó a Estados Unidos donde decidió colaborar con la Justicia de ese país, lo que permitió la captura de Moreno, quien ya cumplió su pena en EE.UU.

CONDENA DE TARQUINO

Según la Fiscalía se demostró que Tarquino se reunió cuatro veces con Lyons “para discutir asuntos relacionados con las indagaciones que se seguían por irregularidades de contratación en el departamento y la posible participación en el denominado ‘Cartel de la Hemofilia’”.

Ese caso es por supuestas irregularidades en el manejo de los recursos de salud destinados a la atención de pacientes hemofílicos en Córdoba.

En ese sentido, Tarquino y Lyons se reunieron en Bogotá en septiembre y octubre de 2014 y allí el exmagistrado le pidió 60 millones de pesos (unos 13.000 dólares de hoy) al exgobernador para “tener acercamientos con personas que podrían conocer detalles sobre los asuntos por los que era investigado el exmandatario”.

“En la cuarta y última reunión el exmagistrado le indicó al exgobernador que la situación judicial que enfrentaba era crítica y le pidió 20.000 millones de pesos (unos 4,3 millones de dólares de hoy) para garantizar la mediación del entonces magistrado José Leonidas Bustos Ramírez, quien podría impedir actuaciones en su contra porque, presuntamente, tenía contactos directos con las instancias que indagaban a Lyons”, agregó la información.

El fallo conocido este miércoles es de primera instancia y “en su contra proceden los recursos de ley”, concluyó la Fiscalía. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *