Más

Suscribirse

Redes Sociales

Cómo nos gusta el circo del “Medio Metro”

En redes sociales, se ha visto un circo mediático de un muchacho bailarín de baja estatura (sin menosprecio a los hermanos bajitos), con vestimenta del Chavo del 8, y un sonidero que tanto gusta a la gente de fiestas de calle, en donde el ambiente lo pone además de la gente el locutor.

En fin, se da un buen momento y espectáculo para todo el que gusta ir al ritmo del momento. Pero resulta que el llamado “Medio Metro”, siendo el bailarín impulsado por el locutor y el grupo, antes no tenía ni la fama ni la plataforma, y decide salirse por creer que puede ser mejor en otro lado, y eso es válido.

Sin embargo, la causa principal dicen es porque se sentía mal pagado o engañado. ¿Sera que alguien le dijo al “Medio Metro” que su talento le daba para rebasar a sus patrones o mejorar el grupo? ¿O en ese caso superarlo y poner su propio grupo?

Esta historia es un claro ejemplo de lo que pasa en política, donde se olvida el origen de su llegada, y l la lucha social de otros para construir las plataformas que existen hoy, en beneficio de la gente más pobre.

Aquí vemos lo que será un ramillete de traiciones a nuestro presidente López Obrador, no solo por los voraces que buscan poder a costa de falsas banderas de justicia, y de haber sido de otros partidos o pseudo luchadores sociales que hoy viajan a todo lujo, tienen carros de alta gama, becas en el extranjero pagadas por el pueblo (para sus hijos o familias) y sus consanguíneos algunos trabajan en el gobierno o viven en las zonas más caras del país. En fin, los ejemplos son claros.

Otras, por su cuenta, se victimizan diciendo que los boicotean por las ineficientes acciones de gobierno, o piden piso parejo para competir.

La presión al Presidente es tremenda y cada vez son menos son los que realmente apoyan y desquitan su salario.

El pueblo ya no quiere demagogia ni palabras, quiere hechos y soluciones. No solo la gente que se beneficia con los programas sociales, también existe gente que espera resultados y dejar las palabras por hechos.

El pueblo es pobre y parece que el único que sabe la problemática real en muchos momentos es el Presidente (con sus excepciones).

Una gran labor es la que realiza el DIF nacional y muchos estatales, pero hace falta más difusión para conocer la loable labor hecha por esa institución y otras más a nivel nacional.

Por otro lado, veremos qué harán los casi salientes consejeros del INE, con su marcha y manipuleo mediático. Cierto, hace falta mejorar siempre todas las áreas de oportunidad, pero sin polarizar.

Por cierto, tenemos dos best sellers pendientes: Lo que pasará en el juicio en Estados Unidos a Genaro García Luna, y lo que hará la ministra con su plagio de tesis, además de otros cortometrajes.
No solo el “Medio Metro” es noticia, y algunos dirán cómo y para qué sirven los distractores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *