¿Cómo los colores afectan tu alimentación?

389 vistas
4 min lectura
Pixabay

Cada color puede llegar a impactar tu mente subconsciente en maneras potentes y únicas. Los colores influyen en el apetito. La forma en la que percibimos un color u otro condiciona nuestra apreciación de, en este caso, los alimentos, ya que podemos relacionarlos con diferentes aspectos de la vida. 

Rojo: Este color estimula el apetito. ¿Por qué crees que muchos establecimientos de comida rápida tienen rojo en sus logotipos e incluso en su decoración del restaurante? El rojo se asocia con sabores dulces y potentes, por lo tanto, si agregas un poco de colorante rojo a alguna comida, como por ejemplo un yogurt griego sin azúcar, ¡Te sabrá más dulce! También una cocina con detalles rojos puede sobre estimular tu apetito, por lo que te recomiendo que lo evites tanto en platos, vasos o manteles. 

• Amarillo: El amarillo es otro poderoso estimulante del apetito y, como el rojo, este color se asocia con frutas maduras y a la dulzura. El amarillo también es un color de alerta y acción, por lo que al igual que el rojo, debe evitarse en la habitación donde estás comiendo. Por el contrario, utilizar ropa deportiva con detalles amarillos ¡puede ayudar a aumentar tu energía! El naranja tiene propiedades similares a estos colores.

• Verde: El verde es el color de la frescura, la naturaleza y el equilibrio. También está asociado con la vitalidad y la vida. Este color tiene la capacidad de estabilizar las emociones, por lo que es realmente beneficioso tener verde en el entorno en el que comes, especialmente si eres un comedor emocional. El verde te puede ayudar a reenfocar tu energía en una dieta saludable y un estilo de vida activo.

• Azul: El azul es uno de los colores psicológicamente más poderosos cuando se trata de pérdida de peso y una de las principales razones de esto está arraigada en la naturaleza y la evolución. Prácticamente no hay alimentos azules en la naturaleza. Incluso los arándanos no siempre son azules, son más púrpuras normalmente, y muchas veces cuando un alimento se pudre, toma un tono azul pues a nivel psicológico se ha convertido en un color de «advertencia» , por lo que si quieres reducir el tamaño de tus porciones, el azul es el color para ti. Utilizar manteles, platos o utensilios azules puede ayudarte a suprimir el apetito. 

Pero por otro lado, el azul también representa calma, y si sueles comerte tus emociones, el estar rodeada de cosas azules puede llegar a ayudarte para comer de más y para dormir mejor.

Los colores tienen un impacto significativo en la dieta, por lo que al entender la psicología estos podrás trabajar de una mejor manera los cambios en tu estilo de vida. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

México, bronce en el Futbol de Tokyo 2020

Siguiente noticia

La NASA busca voluntarios para simulacros de las condiciones en Marte